ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Próxima estación por J. F. Alonso

Un hotel de chabolas falsas para turistas que juegan a ser pobres

Un hotel de chabolas falsas para turistas que juegan a ser pobres
J. F. Alonso el

Hay muchas formas de viajar por los países menos favorecidos del planeta. Cualquiera que haya estado en la India podría describir, por ejemplo, el contraste salvaje entre las calles y los hoteles, entre el mundo real y los oasis para turistas “ricos”. En Brasil empieza a consolidarse el llamado “turismo de favelas”, que inyecta (algo de) dinero y elimina (algo de) violencia en esas calles que trepan por las laderas de Río de Janeiro. En ambos casos, los viajeros echan una ojeada a las vidas que duelen y pronto vuelven a la seguridad de los lugares controlados, del “lujo asiático” en el caso de la India.

Lo que ahora quiero contarles da otra vuelta de tuerca a iniciativas como las de Río de Janeiro. El Emoya Luxury Hotel and Spa es un hotel de relativo lujo cerca de Bloemfontein (Sudáfrica) que ha construido dentro de la propiedad la bautizada como Shanty Town, una recreación de un suburbio lejos de los suburbios reales. Podría considerarse un parque temático de la pobreza, donde las chabolas son las atracciones. Paredes de chapa, literas, baño en el exterior, velas… y también calefacción por suelo radiante y conexión a internet, para no desconectar por completo.  Todo “en el entorno de un coto de caza privado”, dicen sus creadores. En este vídeo podemos ver cómo son las instalaciones.

Los propietarios del hotel venden la Shanty Town como un lugar ideal para viajar en grupo, haces fiestas temáticas o tener la experiencia de la pobreza sin mancharse los dedos. Tiene capacidad para 52 huéspedes. El precio: 60 euros cada cabaña. Sus clientes también pueden participar en uno de los clásicos safaris fotográficos, como los huéspedes del ala lujosa del hotel. En los alrededores hay rinocerontes blancos, jirafas, guepardos y una treintena de especies más. Y después del viaje, tal vez deberían preguntarse qué gracia tiene convertir la pobreza en una gracia, un debate moral de largo recorrido.

Estas son algunas de las imágenes de las falsas chabolas.

 

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes