ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tareas pendientes por Maria C. Orellana

Talento, experiencia y disponibilidad

Talento, experiencia y disponibilidad
Maria C. Orellana el

Mi marido trabaja en una empresa de ingeniería. Por el tipo de actividad que realizan, se trata de un entorno laboral donde los puestos técnicos, de desarrollo de negocio y de gestión están ocupados casi exclusivamente por hombres. Como desarrollan proyectos fuera de España, desde hace más de siete años él viaja constantemente.

Me comenta el otro día que ha organizado una presentación técnica en Marruecos y los especialistas que deben apoyarle no pueden desplazarse porque tienen niños pequeños de los que deben hacerse cargo. Mientras que los ingenieros en la franja entre 30 y 45 años piden conciliación, los que -como él- ya han cumplido 50 están siempre disponibles para trabajar fuera de horario, en fin de semana o desplazarse al extranjero.

Me alegra que los hombres quieran dedicarse al cuidado de sus hijos al igual que sus mujeres. Creo que la verdadera igualdad laboral de la mujer no pasa por llevar a los niños al puesto de trabajo (como recientemente hizo la diputada de Podemos para llamar la atención) sino por que ambos cónyuges asuman las tareas familiares a partes iguales. Y si ello supone tener que renunciar a determinados puestos o actividades profesionales, que lo hagan ambos sexos indistintamente. De esta forma, los empleadores contratarán y promocionarán por igual a hombres y a mujeres, pues en ambos casos encontrarán personas que quieren conciliar trabajo y familia.

Por otra parte, es un hecho que los empleadores prefieren en general contratar trabajadores más jóvenes. Publicaba el viernes Expansión que la edad media de recolocación tras un despido es de 40 años y sólo el 12% de las recolocaciones corresponde a mayores de 50. Pero es a partir de esta edad cuando se minimizan nuestras responsabilidades familiares y ya quedamos libres de complejos y de compromisos.

Así que desde este humilde blog animo a las empresas a no desperdiciar talento, experiencia y disponibilidad porque en el CV del candidato asomen las canas. Contratarlos es el mejor negocio, sean hombres o mujeres.   

mundo laboralsociedad
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes