ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

El gobierno desbarra al instar al Banco de España que pida perdón

José Manuel Otero Lastres el

Recientemente, la Secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha instado al Banco de España a que pida perdón y deje de lado los malos augurios sobre el empleo que ocasionaría la subida a 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) porque “no se corresponden con la realidad”.

Y es que el Banco de España sostuvo la semana pasada, en su informe anual de 2018, que era prematuro afirmar que la subida del Salario Mínimo hasta 900 euros, aprobada para este año, no estuviera impactando en el empleo. Nuestra máxima autoridad monetaria justificó su opinión porque todavía se disponen de muy pocos datos agregados, e insistió en la conveniencia de ligar las subidas salariales al aumento de la productividad. Sin embargo, un primer análisis del organismo, publicado en febrero, apuntaba que la medida de subir el SMI a 900 euros podría suponer la destrucción de 125.000 empleos, lo que equivalía al 0,8 % de los 16 millones de ocupados a tiempo completo existentes en el mercado laboral.

Como es sabido, el inicio de la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria (UEM) el 1 de enero de 1999 supuso la redefinición de algunas de las funciones ejercidas hasta entonces por el resto de los bancos centrales nacionales de la zona del euro. En el caso de España, fue necesario modificar la Ley de Autonomía del Banco de España para recoger la potestad del Banco Central Europeo (BCE) en la definición de la política monetaria de la zona del euro y sus facultades en la política de tipo de cambio y para adaptarse a las disposiciones tanto del Tratado de la Unión Europea (TUE), como de los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y a las orientaciones e instrucciones emanadas del BCE.

Pues bien, esde el 1 de enero de 1999 el Banco de España participa en el desarrollo de una serie de funciones básicas en tanto que banco central de España, entre las que cabe recordar, en lo que ahora interesa: Elaborar y publicar estadísticas relacionadas con sus funciones y asistir al BCE en la recopilación de información estadística y, sobre todo, asesorar al Gobierno, así como así como realizar los informes y estudios que resulten procedentes.

La señora Valdeolivas seguramente desconoce que el Banco de España es una entidad de Derecho público con personalidad jurídica propia y plena capacidad pública y privada. Y que, en el desarrollo de su actividad y para el cumplimiento de sus fines, actuará con autonomía respecto a la Administración General del Estado, desempeñando sus funciones con arreglo a lo previsto en esta Ley y en el resto del ordenamiento jurídico. E ignora también que el Banco de España, en sus funciones de asesoramiento y de elaboración de informes y estudios para el Gobierno, no tiene por misión decir lo que interese al ejecutivo, sino lo que resulte de sus análisis de la realidad.

Por lo que antecede, si el Banco de España teme que el impacto de la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros va a afectar negativamente al empleo, por razones de lealtad a España, debe advertirlo. Y si tal previsión no se produce inmediatamente, nuestro Banco Central no tiene que pedirle perdón a nadie. Y ello por dos razones. La primera porque no se puede descartar que tal efecto negativo se produzca en sucesivas comprobaciones de las cifras de empleo. Y la segunda porque el Banco de España no hace demagogia porque no está sometida al voto de los electores. Así que si la señora Valdeolivas quiere pedir perdón porque los estudios del Banco de España generan preocupación en la ciudadanía que lo haga ella, pero que no meta a nuestro prestigioso Banco Central en los vaivenes de la política partidista.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes