ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pido la palabra por Paloma Cervilla

Londres (IX): ¡Sánchez, aprende de Hollande!

Paloma Cervilla el

Inglaterra y Francia han demostrado estos días por qué son dos grandes naciones, orgullosas de su historia. Y el mejor ejemplo lo vimos la noche del pasado martes en el estadio de Wembley cuando las dos selecciones nacionales de fútbol entonaron junto al publico La Marsellesa.

Desde que vivo temporalmente en Londres escucho un día sí y otro también a los ingleses hablar con orgullo de su país. Qué situación tan diferente a la que vivía, y supongo que volveré a vivir a mi vuelta, en España, dónde un día sí y otro también los ciudadanos se quejan de su país y pocas veces son capaces de poner en primer lugar lo que nos une y no lo que nos separa, las cosas buenas que tiene España y lo que ha luchado para salir hacia adelante.

Mucha culpa de esto la tienen los políticos y hoy escuchando al presidente socialista de Francia,  Francois Hollande hablar de su país me he acordado del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

¿Se imaginan al líder socialista español decir que “España está en guerra“, en el caso de que unos terroristas realizaran un atentado similar en España (ya vimos lo que pasó el 11 M, y fue mucho peor)? ¿Se lo imaginan enviando cazabombarderos a Siria para atacar al Estado Islámico? ¿Se lo imaginan sentado en una mesa con Putin diseñando una operación militar para intentar acabar con el Estado Islámico? ¿Y se lo imaginan modificando la Constitución para quitar un poco de libertad a los ciudadanos para mejorar su seguridad? En definitiva, se lo imaginan entonando el himno nacional (aunque no tenga letra) en un Congreso de los Diputados con todos sus miembros puestos en pie.

Yo, francamente no. Aquí, y ojalá que no vuelva a suceder, si hubiera un atentado terrorista, algunos responsables políticos seguirían hablando de paz, de diálogo, de una Alianza de Civilizaciones, se irían al Palacio de la Moncloa y a la sede del PP al grito de “criminales” y España se convertiría en una gran pancarta con un “No a la guerra”.

Yo también quiero paz y diálogo, y hago mío el “No a la guerra”. Pero eso ya no sirve para nada. Señores, lo ha dicho Hollande, y yo lo suscribo: Estamos en guerra. A ver qué dice Sánchez de la guerra que ya ha abierto su colega socialista en Francia. Estoy expectante.

Seguir a Paloma Cervilla en Twitter

Otras entradas relacionadas:

Londres (VII): Contra el fanatismo, sin complejos

 

 

España
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes