ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Loading... por Marisa Gallero

Trump contra todo pronóstico

Trump contra todo pronóstico
Marisa Gallero el

 

Contra todo pronóstico Donald Trump se ha convertido en el presidente número 45 de los Estados Unidos. Por favor, dejen de una vez las encuestas, las cábalas y los análisis políticos que se esfuman en la nada. 2016 se convirtió en el año que no acertaron ni una. Ni el «sorpasso» de Podemos al PSOE ni el Brexit ni el «no» al proceso de paz en Colombia. No supimos ver la realidad. Obnubilados por las redes, se nos olvidó observar a esa población anónima, a esos que han querido calificar como «idiotas peligrosos».

El sucesor de Berlusconi supo vender el sueño americano a unos ciudadanos alejados de las élites. Sobre todo, mayores de 45 años, en zonas rurales. Les entró por el televisor. Y aunque nos llegaban voces previniendo la catástrofe. Pensamos que el sentido común reinaría. Error.

Michael Moore fue uno de los que apuntó en cinco pasos porqué Trump asaltaría los cielos. Adelantaba que conseguiría el voto en los estados del medio oeste, de esos hombres blancos enfadados por el ascenso de una mujer a la Casa Blanca. «Después de haber tenido que pasar por ocho años en los que un hombre negro nos ha dicho qué hacer, ¿se supone que tenemos que aguantar ocho años en los que una mujer nos mangonee?», razonaba. Además, convertiría a Hillary en uno de los mayores problemas y se beneficiaría del voto deprimido a Bernie Sanders.

Aunque su tesis más diabólica es «la capacidad del electorado para hacer el mal».  De esos «anarquistas encubiertos que han votado a Trump con el único objetivo de protestar por un sistema político inservible». No porque estén de acuerdo con él ni porque les guste su intolerancia y su ego. Simplemente para «ver el mundo arder».

Hasta los Simpsons se adelantaron hace ya 16 años. Durante el capítulo «Bart to the future», Lisa se alza como presidenta de EE.UU., heredando un país en quiebra por los estragos de un gobierno de Donald Trump. «Parecía lo lógico, la última parada de América antes de tocar fondo», explica Dan Greaney, guionista de aquella nefasta predicción.

En literatura, grandes sin Nobel, como Philip Roth, también relata en «La conjura contra América» como el miedo invade muchos hogares tras la victoria de un héroe de la aviación sobre Franklin Roosevelt en las elecciones presidenciales de 1940.

– Pero nadie puede derrotar a Roosevelt -replica el protagonista incrédulo.

– Lindbergh lo hará. América va a ser fascista.

Con ello atacó «como ninguna otra cosa lo había hecho hasta entonces, aquel enorme legado de seguridad personal que yo había dado por supuesto como hijo americano de padres americanos de una ciudad americana en una América en paz con el mundo», profundiza Roth dándoles la razón para esperar lo peor.

Según Hillary Clinton, «le debemos una oportunidad a Trump». No nos queda otro remedio. Y esperemos que el «efecto Jesse Ventura» de Moore, de que arda todo, no sea para tanto, y no tengamos que exclamar: God blame America!

 

Actualidad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes