ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Por Tierra, Mar y Aire por Esteban Villarejo

El rescate del cazaminas Turia costó 674.290 euros

La Armada aún no ha anunciado oficialmente si lo reparará

El rescate del cazaminas Turia costó 674.290 euros
Vista del cazaminas Turia, cuando encalló / EFE
Esteban Villarejo el

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un acuerdo por el que se toma razón de la declaración de emergencia para el rescate del buque cazaminas M-34 «Turia», por un importe de 674.290,81 euros.

Se trata de un procedimiento de contratación, efectuado en su día, por el cual se regulan contratos que la Administración tenga que actuar de manera inmediata como consecuencia de acontecimientos catastróficos, de situaciones que supongan grave peligro o de necesidades que afecten a la defensa nacional. 

De este modo, la empresa «Ardentia Marine» resultó adjudicataria de los servicios de salvamento realizados por la sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar), colaboradora activa en los trabajos de reparación del buque.

 

El Turia, frente a la playa de La Manga donde encalló / EFE

 

Además del importe del rescate del buque, la referencia del Consejo de Ministros se informa de los trabajos que se tuvieron que realizar para salvar, en la medida de lo posible, el buque y la motivación de la tramitación de emergencia por el Intendente de Cartagena. Así se expone el relato de los hechos:

«La declaración de tramitación de emergencia vino motivada porque el día 26 de agosto el Cazaminas ‘Turia’ se incorpora al dispositivo de búsqueda de los restos del avión C-101 siniestrado frente a La Manga del Mar Menor. Durante las labores de identificación de los restos y con condiciones meteorológicas desfavorables la madrugada del 27 de agosto, pierde el robot submarino por engancharse en el fondo. En la mañana de ese mismo día, durante las labores de recuperación del vehículo, toca con el fondo y queda varado, produciéndose una vía de agua progresiva que afecta a varios compartimentos del buque.

Por parte de la dotación del buque y de medios de la Armada se procedió a realizar de forma inmediata las labores de respuesta ante la emergencia, que incluyeron la estanqueidad de los compartimentos, el parcheo en las zonas afectadas y el desalojo de personal y equipos no necesarios. Se coordinaron con los medios de Sasemar en la zona para asegurar el buque, el desalojo del combustible y el montaje de las barreras anticontaminación».

 

Llegada del cazaminas Turia al astillero de Navantia en Cartagena / ABC

 

Los trabajos realizados en las siguientes 48 horas incluían, además, asegurar el buque con anclas, montaje de dispositivos de achique e inspección de compartimentos para la evaluación de las líneas de acción a seguir.

Según los informes técnicos, las condiciones en ese momento no permitían realizar una reparación del casco in situ debido a la magnitud de los daños, por lo que se consideró reflotar el buque y sacarlo de la varada en las rocas.

A la vista de la excepcionalidad de la situación y siendo vital que el buque permaneciera en este estado el menor tiempo posible por el empeoramiento del estado de la mar, se tramita de emergencia la contratación de la prestación de las acciones de recate del cazaminas Turia». 

Hay que recordar que ni el Ministerio de Defensa o la Armada Española han comunicado oficialmente si procederán a la reparación del buque que en estos momentos se encuentra en los astilleros de Navantia en Cartagena.

 

A las 16:00 horas se ha iniciado el remolque del cazaminas #Turia, hacia las instalaciones de @NavantiaOficial en #Cartagena.
La finalización de los trabajos a bordo y las buenas condiciones meteorológicas han permitido adelantar su reflotamiento en aguas limpias. pic.twitter.com/ybUCz05qPX

— Armada Española (@Armada_esp) September 3, 2019

 

No obstante, fuentes oficiales de la Armada ya explicaron que «la intención era recuperar el buque. Ello dependería de la viabilidad técnica y económica que conllevase la recuperación.

Además de los destrozos evidentes en el casco, la sala de máquinas del Turia se hundió parcialmente, dañando parte  de los motores y el sistema eléctrico. La hélice, que chocó contra el lecho rocoso de la playa del Banco del Tabal., también sufrió daños, la quilla y los estabilizadores también sufrieron destrozos.

Tras el accidente la Armada cesó de su puesto al comandante del Turia.

 

 

Otros temas
Esteban Villarejo el

Entradas más recientes