ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

Haz que pase…, que siga sin detenerse y que no vuelva más

Sobre el lema electoral del PSOE

José Manuel Otero Lastres el

Como vienen informando los diarios digitales, esta mañana, el PSOE dio a conocer su eslogan de cara a las elecciones generales del 28 de abril, descolgando grandes lonas sobre la fachada de Ferraz con la imagen del rostro de Pedro Sánchez y la leyenda: «Haz que pase». Estoy seguro de que el PSOE tiene entre sus estrategas de campaña personas que conocen nuestra lengua. Pero tengo para mí que en esta ocasión no han actuado con el acierto que exigían las circunstancias.

En efecto, la expresión que sirve de lema de la campaña “Haz que pase” está formada por el imperativo del verbo hacer, “haz”, que supone una especie de ruego u  orden al elector para que “haga o cause algo”, y por la locución “que pase”, del verba pasar, entendido en el sentido de su 52 acepción que es “ocurrir”, acontecer”, suceder”. De suerte que el mensaje electoral del conjunto formado por el rostro de Sánchez y el mencionado eslogan vendría a significar: “votante haz que suceda que siga Sánchez”.

Pues bien, si nos detenemos exclusivamente en el lema electoral “Haz que pase”, convendría tener en cuenta que la acepción 51 del verbo “pasar” es “sufrir, tolerar algo”. De tal manera que no serían pocos los que pudieran darle una nueva significación al mensaje electoral, de acuerdo con la cual el propio PSOE les estaría pidiendo a los votantes que “hagan que sigamos sufriendo o tolerando a Pedro Sánchez”.

Y ya puestos en éstas, lo que me pide el cuerpo es completar el eslogan electoral, como ha hecho inmediatamente el PP, pero añadiendo algo más. Así, además de convertir el mensaje referido a Sánchez en «Haz que pase y no vuelva» como ha hecho el PP, yo sugiero lo siguiente: primero, convertir el “Haz” más en una orden que en un ruego; segundo, entender la palabra “pase” en el sentido de la acepción “pasar de largo”; esto es “irse sin detenerse”; y tercero hacer público el deseo de que “no vuelva más”.

No conozco personalmente al señor Sánchez, pero desde que ha irrumpido en la vida política española ha llevado a cabo actuaciones suficientes como para que desear que se haga realidad el mensaje que he confeccionado a partir del suyo: votante haz que pase Sánchez, sin detenerse, y que no vuelva más”. Y es que no puedo olvidarme, en el ámbito de lo político, de su “no es no”, que nos abocó por primera vez a una nuevas elecciones generales; que en las siguientes tuviera que destituirlo su propio partido para poder abstenerse y no tener que ir a unas terceras elecciones generales; y que se concertó con partidos independentistas, filo-terroristas y anti-sistema para hacer triunfar una moción de censura contra Mariano Rajoy asumiendo unas contraprestaciones gravosísimas para España, entre las que está la propia unidad de nuestra Nación. Y, por si todo esto no fuera suficiente, en el ámbito delo personal, nunca podré perdonarle que fuera un tramposo: que se mofara de la Universidad, aceptando un doctorado con una tesis doctoral plagiada y engañando a los españoles publicando una mensaje falso de La Moncloa que afirmaba que no había copias relevantes de trabajos de terceros que él hizo pasar como propios.

Política
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes