ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

¿Convendría vigilar los resultados electorales del próximo 28?

José Manuel Otero Lastres el

En 2017 se publicó el libro “1936. Fraude y violencia en las elecciones del frente popular”, cuyos autores son los investigadores Manuel Álvarez Tardíoy Roberto Villa García, obra que según el historiador Stanley G. Payne, supone “el fin del último de los grandes mitos políticos del siglo XX”. Yes que, tras una minuciosa y trabajada labor de investigación, los autores demuestran que en las elecciones generales de 1936 hubo fraude electoral. La relevancia de la publicación de la obra de los citados autores es que se hacen públicos, por vez primera, los resultados oficiales de aquellas elecciones, identificando los casos de fraude, falseamiento y manipulación. Los autores detallan los distintos supuestos de fraude con vuelcos inexplicables y recuentos interrumpidos, y papeletas que aparecen a última hora, en bloque, para decantar el resultado en una mesa, y otras con tachaduras, borrones y raspaduras. La conclusión final a la que se llega en este denodado trabajo de investigación histórica es que queda definitivamente demostrado que algo más del 10% del total de escañosde esas nuevas Cortes de 1936, más de 50, no fue fruto de una libre competencia electoral, sino de un fraude perpetrado por el Frente Popular. Lo que sucedió a partir de entonces lo conocen la gran mayoría de ustedes.

Es posible que muchos se pregunten a qué viene que les recuerde ahora unos hechos que sucedieron hace más de ochenta años. Y la respuesta es que, desde que se publicó tan laboriosa obra de investigación en 2017, las del próximo día 28 van ser las primeras elecciones generales que se celebren tras haberse demostrado que en 1936 el Frente Popular manipuló las elecciones. Cuando leí el libro y viendo lo que había sucedido en 1936, me pregunté si en nuestros días se podrían manipular las elecciones generales. Y entonces me pareció que con sistemas informáticos tan sofisticados como los actuales no podía haber fraude electoral.

Pero, navegando ya en plena campaña electoral por internet encontré una entrevista realizada por Luis Herrero en su programa “En Casa de Herrero” a Vicente Aguilera, socio y director del departamento de auditoría de la empresa Security Auditors, en la que este experto afirmaba que “se pueden manipular las elecciones “hackeando” los sistemas de voto en cuestión de minutos”. Y de pronto, me intranquilicé, porque lo que en aquel momento me parecía casi imposible resultaba ahora en opinión de un experto “factible y en cuestión de minutos” con solo “hackear” los sistemas de voto.

Quiero dejar bien claro que no estoy afirmando que el próximo 28 vaya a haber manipulación. Solo digo que, si se quiere hacer fraude electoral, es posible y –lo que es peor aún- con más facilidad que hace más de ochenta años. Si a esto se añade que el PSOE de hoy está liderado por un político tan ambicioso que es capaz de cualquier cosa por permanecer en La Moncloa, pienso que habrá que controlar con todos los sentidos los sistemas de recuento de las votaciones, por si hubiera alguien que tuviera la tentación de dar un nuevo pucherazo. Por todo lo que antecede, me atrevo a recomendar a los partidos que vana contender en las próximas elecciones que encarguen a sus interventores que vigilen todo lo posible para que exista una escrupulosa limpieza electoral.

Política
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes