ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

Sergio me dijo que Puigdemont llegará en helicóptero al Parlament

José Manuel Otero Lastres el

El otro día me llevé una gran sorpresa. Llamaron a mi puerta y al abrirla estaba allí Sergio Centeno, personaje de ficción de mi novela EL CAMPO DE BUCEFALO, el cual, como recordarán los que la hayan leído, era un veterano ex agente del CESID que ayudó a investigar la trama que se ocultaba tras el amañado litigio por infracción de una patente farmacéutica.

Como podrán imaginar, no salía de mi asombro. No solo porque nunca antes había hablado con él, sino también porque era la primera vez que un personaje de mis obras de ficción aparecía en mi casa para hablar conmigo. Pero, antes de que pudiera saludarlo y preguntarle cuál era el motivo de su visita, me espetó que venía a decirme cómo tenía pensado entrar en España el prófugo Puigdemont por si quería decírselo a las autoridades o hacerlo público en mi blog.

Me contó que el prófugo sedicioso sabía que lo estaban vigilando agentes secretos del Estado español y que había contratado un costoso operativo de contra vigilancia. Me dijo también que los agentes de Puigdemont estaban planeando minuciosamente la operación para introducirlo en España a tiempo para poder ser investido presidente de la Generalidad. Dicho plan consistía en preparar varias comitivas falsas para despistar a los servicios secretos españoles y que, cuando estuvieran entretenidos siguiéndolas, el gran golpe consistiría en introducirlo en un helicóptero y llevarlo hasta la puerta misma del Parlament.

Yo le dije que si un ex gente como él, que estaba jubilado, se había enterado de tal  maniobra, supuestamente secreta, otro tanto sucedería con alguno de nuestros agentes del CNI. Hizo un gesto de duda y moviendo la cabeza me respondió que él sabía lo de las urnas chinas del 1 de octubre y que todo parecía indicar que nuestros espías no se habían enterado.

Al oírle contar todo aquello mi corazón se aceleró y me desperté. Desde entonces no dejo de preguntarme si tuve un sueño premonitorio. Por si acaso, y para que no hagamos el ridículo, he decidido contarlo. Espero con ello que no veamos aterrizar al de la bufanda amarilla en el Parlament y que, por no tomar medidas, llegue a ser investido presidente de la Generalidad.

Hasta ahora los sediciosos parecían ir un paso por delante. Pero gracias a Sergio Centeno creo que hemos neutralizado su ventaja.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes