ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pido la palabra por Paloma Cervilla

Carmen Calvo quiere ponerle un bozal a la Iglesia Católica, ¡qué la deje en paz!

Carmen Calvo quiere ponerle un bozal a la Iglesia Católica, ¡qué la deje en paz!
Paloma Cervilla el

No entiendo por qué al Gobierno socialista de Pedro Sánchez le ha dado por atacar a la Iglesia Católica. Desde que ganó la moción de censura hace un año, no ha parado de arremeter contra esta institución que, con sus errores, como todo el mundo, hace en España una inmensa labor social, que nunca jamás podrá hacer la izquierda española. Y a los últimos datos me refiero: es la institución que más ha colaborado con el Estado del bienestar y su actividad asistencial, educativa y cultural y ha permitido un ahorro de decenas de miles de millones de euros en 2017.

Una cosa más, aunque hay cientos que se puede destacar: la Iglesia consiguió en 2017 cubrir las necesidades básicas de 4,4 millones de españoles, casi el 10% de la población. Desde el año 2010, sus centros sociales y asistenciales han aumentado en un 72%. En total, las diócesis españolas invirtieron 55,6 millones de euros a esta labor.

El último arranque del Ejecutivo ha llegado esta mañana, como casi siempre, desde la vicepresidenta Carmen Calvo, después de que el nuncio del Vaticano, Renzo Fratini, afirmara que han resucitado a Franco por “motivos ideológicos y políticos” y que esta iniciativa está sirviendo para volver a dividir. Una verdad como un templo, aunque al Gobierno no le gusta que se lo digan.

A los socialistas no le han sentado nada bien estas declaraciones y Calvo ha respondido de una manera, a mi juicio de muy bajo nivel, amenazando a la Iglesia con tocarle el bolsillo y revisar su fiscalidad. Además, ha anunciado una protesta formal ante el Vaticano, el mismo lugar al que fue a pedir árnica para que le apoyaran en este proyecto y así darle en las narices a la derecha española. Pero la Iglesia no cayó en la trampa y le dijo que arreglaran sus cuitas con la familia Franco, que ellos no tenían nada que ver.

Entonces sí que había que pedir la ayuda de la Iglesia, pero solo para que le dieran la razón a su intención de exhumar los restos de Franco y sacarlo del Valle de los Caídos, que me parece muy bien, pero cumpliendo la ley.

No sé qué pensarán los miles de votantes católicos socialistas de esta amenaza constante. Un simple amago que, después, nunca se materializa en lo que debería ser la actitud más lógica: la denuncia formal de los acuerdos del Estado español con el Vaticano. Sí se es tan valiente para criticar a la Iglesia, también se debe de ser para actuar contra ella.

Seguir a Paloma Cervilla en Twitter.

España

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes