ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Música para la NASA. por Álvaro Alonso

Deja de bailar a Bob Marley

Deja de bailar a Bob Marley
Álvaro Alonso el

Hay canciones que son como goles en una final en la prórroga. Un subidón de adrenalina que ya no deja de acompañarte durante horas. El simple nombre de Bob Marley ya provoca ese subidón.

Pocos hombres han conseguido arrastrar a las masas durante generaciones como lo ha hecho Bob Marley. Hay quien dirá que las masas son las masas. Efectivamente. Lo son. Pero solo un  hombre llamado Bob Marley, sin ningún poder adquirido excepto el de su garganta y su inspiración, ha conseguido aglutinar un poder de tal calibre que siga permaneciendo incólume incluso después de muerto.

Pocos estadistas pueden presumir de lo mismo, y eso que el poder les fue entregado como una donación en sus manos. Desde luego Bob Marley está más vivo que Churchill. Y me atrevería a decir que más vivo que Obama. Y estoy seguro que Obama me daría toda la razón. Déjenme que se lo pregunte.

Bob Marley no tenía nada. Y ahora parece eterno, como las pirámides de Keops, Kefren y Micerino de la ciudad de Menfis. Su poder es absoluto, mucho mayor que el del Rey Sol. Lo sorprendente es que consiguiera alcanzar tanto poder diciendo “no” a las manos tendidas del cinismo, de la mediocridad, del establishment, del odio, del resentimiento, de la mentira.

Lo que todavía nos cuesta asimilar es que la compasión, el amor y la piedad puedan infundir poder. Y el hermanamiento universal. Es un mensaje raro el de Bob Marley, como de otra galaxia. Parecería como que hubiera viajado más allá de la constelación de Andrómeda y hubiera vuelto para contarnos lo que allí había visto y oído.

En esta canción reggae a fuego lento nos dice que no sucumbas, que mañana será otro día. Y que tres pequeños pájaros te están esperando para que rías y juegues y acaricies la brisa y cometas alguna pequeña locura, pronto, a la puesta de sol, entre las dunas, cuando el mar toque tus pies desnudos después de meses de encierro.

“No Woman No Cry” es una canción para todos. Y musicalmente, como todo lo grande salido de Jamaica, a años luz del resto de la geografía terrestre. Metan los pies en remojo, y háganlo pronto, que necesitamos de mucho amor.

 

Estilos musicalesOtros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes