ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs French 75 por Salvador Sostres

Lecciones Piqué

Salvador Sostres el

Josep Piqué acaba de publicar un libro de lecciones sobre Cataluña. Fue ministro de Aznar y presidente del PP catalán de modo que tal vez el libro tendría que empezar con un largo prólogo de autocrítica. Tan largo que al final sólo quedara un párrafo para la despedida. Es alucinante la facilidad con que determinados personajes se atreven a pontificar si tuvieron la oportunidad de solucionar los problemas y no estuvieron ni remotamente cerca de conseguirlo. Cuando tuvo el mando, porque lo tuvo, ¿qué hizo Josep Piqué de todo lo que ahora reclama? ¿En qué medida consiguió que el PP dejara de ser un partido marciano en Cataluña? ¿Cuál es su legado político en la batalla ideológica que hoy le exige al presidente Rajoy? Es un escándalo que quien fue amigo y hombre de confianza de Aznar y tuvo el poder para llevar a cabo las iniciativas que creyó oportunas se ponga ahora grave -cursi y grave- como si él no tuviera ninguna responsabilidad en este drama y como si alguna vez sus absurdas, redichas y vacías recetas hubieran funcionado.

Junto con la corrección política, el gran atraso intelectual de España se basa en que todavía damos crédito a una abrumadora colección de fantasmas que se dan bombo entre ellos pero que nunca han dicho nada que no fuera una obviedad ni han resulto ningún problema. Reyes del lugar común, de la fatuidad, cínicos, posturitas, equidistantes. Piqué dando lecciones tendría que ser corrido a gorrazos, lo mismo que Aznar cuando se pone estupendo con el Gobierno como un don Pelayo, porque si hoy los Mossos tienen este poder es porque él permitió y patrocinó que se constituyeran como policía autonómica a cambio de que Jordi Pujol le instalara en La Moncloa. ¿Qué lecciones, presidente? Justo en el sentido contrario está el desprecio con que el independentismo está tratando a Macià Alavedra que consiguió en el Pacto del Majestic que la Generalitat tuviera su propia policía y después supo desplegarla con acierto. Puede Alavedra -incluso descontándole lo robado- presentar una hoja de servicios al catalanismo mucho más brillante que los puristas que osan aleccionarle.

Las lecciones suelen darlas los cínicos o los cobardes.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes