ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs French 75 por Salvador Sostres

La derecha

Salvador Sostres el

Me parece muy bien que el PP renueve su logo y ponga a yogurines en sus subsecretarías. Me parecen muy bien los cosméticos y no hay nada más vencido que un cuerpo de mujer que no ha econtrado la crema que le conviene.
Pero quien tiene que modernizarse no es el PP ni podemos tunear a la libertad como a una rotondera para que los depravados la encuentren apetecible. 
Lo casposo es la izquierda y la gente que la vota. La libertad es sexy y el intervencionismo truculento. El problema no lo tiene el PP, ni la derecha, ni la economía de mercado, ni la propiedad privada, y no vamos a disimular que somos felices, que nos va bien y que os vamos a ganar. Somos la superación de la peor pesadilla que ha conocido la Humanidad, que es el mundo que vosotros imaginasteis y concretasteis en la checa y en sus metáforas.

Somos mejores, mucho mejores. Superiores en la escala evolutiva, en la escala moral y en la escala intelectual. Me parece muy bien que el PP juegue a hacer dibujitos nuevos y ponga a estos chicos en el escaparate, pero nosotros somos la modernidad y la esperanza del Hombre mucho más allá de cualquier cartel. La derecha es el pacto fundamental de la higiene sobre el que todos los demás pactos se basan, la cuna en la que se mece La Civilización, la esencia de lo que quieren destruir los bárbaros.

Porque somos libres, porque creamos riqueza, porque pagamos nuestras cuentas y los salarios y los derechos de los que luego no se cansan de insultarnos. Porque tal como Armani tiene Giorgio y Emporio, también la Creación tiene sus almas cosidas a mano y su fabricación en serie, y nosotros somos lo que notas cada vez que algo te hace sentir bien y no sabes qué es.

Somos el tiempo nuevo mucho antes de que tú llegaras, y vamos y volvemos del futuro para prepararte un mundo casi perfecto a prueba de los que nunca hacéis nada y sólo sabéis quejaros. A prueba del monstruoso defecto de la holgazanería y de la ingratitud. ¿Qué otra cosa son los liberados sindicales o los días personales?

Hemos puesto un círculo alrededor de las siglas para que no os asustéis. Pero nuestro alcance es infinito y llegamos donde vosotros ni podéis imaginar. Aramos la tierra y sembramos prodigios. Somos tensión celeste. Somos los vagidos del parto universal y los que ordeñamos las ubres de la eternidad. Somos lo que Dios pensaba cuando nos hizo libres y nos dio su amor.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes