ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs French 75 por Salvador Sostres

Hija (Leído en @HerreraEnCOPE)

Salvador Sostres el

Mi suegro se recupera de una operación que afortunadamente ha ido muy bien. Desde el día en que ingresó, mi mujer ha estado pendiente de él como si se tratara de nuestra hija. Se ha pasado en el hospital más horas que las enfermeras y a partir de que le den el alta se instalará en casa de mis suegros para ayudar a su madre en lo que pueda necesitar.

Me enorgullece tener una esposa que cuide de sus padres con tanta devoción y ternura. Me enorgullece y me emociona. El amor con que un día ellos lo dieron todo por criarla y protegerla traza estos días su camino de regreso. Me gustan las hijas que quieren con rendido amor a sus padres y que todo lo dan por ellos.

El mundo es un lugar increíblemente más bello con hijas y padres que nunca creen agotado el tiempo de adorarse. Cuando veo a mi mujer dejándolo todo por atender a su padre, veo relucir la vida con toda su profundidad y toda su belleza.

Por mi parte, como estos días no hay colegio, tengo la misión de quedarme con mi hija y pasamos juntos todo el día. Mis amigos que lo saben, me dicen que lo hago para asegurarme de que también ella me cuidará cuando sea viejo.

La verdad es que espero no molestar a nadie y valerme sin demasiada ayuda hasta que la luz de apague, aunque evidentemente esto no se elije.

Pero si mi incipiente paternidad me ha enseñado algo es que el amor de un padre por su hija es la máxima expresión de la generosidad, y no depende de nada, ni espera nada a cambio. Y este amor, inmerecido gran premio de mi vida, es lo que más nítidamente me llevaré cuando me marche, esté o no esté ella a mi lado para decirme adiós.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes