ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs French 75 por Salvador Sostres

Dejo de viajar (Leído en @HerreraEnCope)

Salvador Sostres el

Yo, Salvador Sostres Tarrida, vecino de Barcelona y padre de familia, declaro públicamente que dejo de viajar. Viajar es lo más de pobres que hay, es incluso más de pobres que el sexo, que ya es decir. Viajar es para dispersos, para excitados, para infelices que no han sabido construirse una consistente y muy placentera rutina en su ciudad.

Declaro que no volveré a subirme a un avión, ni a un tren ni mucho menos a un barco; que no volveré a pasar una noche fuera de casa ni a tomar ningún taxi que cueste más de veinte euros.

Viajar es huir y sólo huyen los forajidos, los malhechores, los invertebrados y los cobardes. A partir de los 40 años hay que tener todos los viajes realizados y no hay que confundirse con la terrible turba de estación o de aeropuerto, ni con ese ansia atroz y desesperada de quien llora como un viajante lo que no supo defender como un hombre de derechas en su casa.

Dejo de viajar. Otra actividad que fue noble en sus orígenes hasta que la turba la ha degradado con sus modos deprimentes. Aviones llenos de oficinistas, secretarias y parados, que también viajan, con nuestro amable patrocinio. Aves colapsados de mochilas y de chanclas.

Tampoco acudiré a ningún otro bautizo, comunión o boda, ni a fiesta alguna, ni a cena colectiva o de más de 8 personas. La multitud la carga el diablo. Y Zara.

A partir de hoy no voy a viajar más, con las contadas excepciones del viaje que por higiene cada año hay que hacer a París, Londres y Manhattan; y de las dos cenas, también anuales, en Arzak. También iré a Sevilla si Carlos me invita de verdad algún año. Nada, lo mínimo. Lo minimísimo. A Madrid iré de vez en cuando, pero sin exagerar.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes