ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Fahrenheit 451 por Pablo Delgado

La importancia de la interacción en el diseño

Cómo está evolucionando el diseño hacia modelos de presentación intuitivos y tecnológicos

La importancia de la interacción en el diseño
Pablo Delgado el

Las personas interactuamos en el mundo mediante los mismos sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto), pero no todas las personas interpretan sus experiencias con el mundo y con sus semejantes de la misma manera. La interpretación individual es una interacción personal, emocional cognitiva y personificada de cada ser humano. Una experiencia que en una sociedad como la actual, en dónde todo lo tecnológico ha pasado a formar parte indispensable de nuestro día a día, conseguir una experiencia estética de usuario se ha convertido en la meta principal de los agentes tecnológicos. Una experiencia en la que el usuario pierde temporalmente la noción de sí mismo y se involucra sin esfuerzos en el momento, aquella en la que la interacción altera su sentido del tiempo.

La acción recíproca de interacción entre dos o más objetos, sustancias, personas o agentes puede ser de forma accidental, no deliberada, con algún propósito u orientada a conseguir un objetivo concreto. Por ello el diseño de interfaces es parte esencial en mostrar situaciones y entornos visuales agradables y fáciles de entender, por ello la figura del diseñador gráfico en el proceso es vital para conseguir experiencias de usuario fructíferas, para así entender esas respuestas emocionales y cognitivas del usuario e interpretarlas para conseguir un compromiso activo por parte del usuario. Por tanto, la experiencia de usuario (UX) de una interfaz está diseñada para proporcionar un medio a las llamadas a la acción comunicadas visualmente para poder acceder al contenido.

El libro Diseño de interfaces (Parramón) escrito por Dave Wood, nos da un primer acercamiento y unas pautas concretas para familiarizar a los diseñadores con el entorno digital del diseño de interfaces de usuario, ya que para diseñarlas se necesita una comunicación visual clara y eficaz. Diseño de interfaces ayuda a conseguirlo mediante una serie de casos de estudio incisivos, entrevistas con diseñadores profesionales y consejos prácticos para producir en distintas interfaces digitales diseños front-end centrados en el usuario. Wood presenta los principales elementos del diseño gráfico para medios digitales, incluyendo la composición, el color, la iconografía, las imágenes y la tipografía, y explica cómo se combinan estos fundamentos de la comunicación visual para generar experiencias interactivas positivas.

Interior de «Diseño de interfaces»

Consejos que ayudan a que la percepción del usuario no sea algo pasivo y esté conectada a la acción de entender de los usuarios para que perciban e interpreten las llamadas a la acción que permitirán fijar objetivos de diseño para una interfaz que ayudará descifrar cuáles son los resultados necesarios de la comunicación visual.

Como personas en un mundo que está hiperconectado, nuestras propias percepciones e interpretaciones de lo que vemos y hacemos, oímos, probamos, olemos y tocamos, nos ayudan a dar forma a nuestro mundo individual. Las personas percibimos e interpretamos las interacciones cada uno a su manera cuando interactuamos con una interfaz determinada. Esas percepciones deben gestionarse para ofrecer una experiencia similar a todos los usuarios que se pongan frente a ella. Esto nos lleva al papel central que juega la comunicación visual en el proceso de diseño de una interfaz. Mientras que los científicos pueden acercarse técnicamente a la sensación de textura, que los desarrolladores traducirán a código, el diseñador gráfico es el encargado de comunicar de forma visual esa sensación. A la hora de dar vida a la experiencia de usuario que puede ser instrumental mediante el aspecto, y ahora transmitir la sensación de la interfaz.

Una sensación que es ayudada a transmitirse mediante la semiótica sobre la que se construye la comunicación visual. Una teoría que se centra en la conexión entre lo que se ve (el significante) y lo que se quiere decir (el significado). Estas dos partes forman un signo semiótico. La semiótica debería tenerse muy presente en el diseño, ya que puede presentar problemas de comunicación si no se seleccionan con cuidado los componentes visuales de la interfaz. Lo visual es más que solo palabras.

En definitiva, la tecnología innova y evoluciona más rápido de lo que cualquier libro puede cubrir: tan pronto como se escribe sobre tecnología, esta ya está desfasada. Por suerte este libro no trata de tecnología, sino sobre cómo diseñar interfaces que la gente pueda usar, afirma Wood. Una introducción imprescindible al desarrollo de interfaces que gusten y guíen a los usuarios, lleno de consejos prácticos para mejorar la comunicación entre diseñadores y programadores y ofrecer así un interesante punto de vista sobre el diseño interactivo para los cinco sentidos.

Nosotros, los seres humanos, evolucionamos mucho más despacio que la tecnología -aunque somos parte vital de esa evolución-; las capacidades de los seres humanos son las mismas, solo necesitan adaptarse a una nueva forma de trabajar con una nueva herramienta. Y precisamente esto es lo que son las pantallas táctiles: una nueva -casi vieja- herramienta de interacción.

Diseño de interfaces // Dave Wood // Parramón // 2015 // 29 euros

 

DiseñoLibrosTipografías

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes