ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Espejo de navegantes por Jesús García Calero

Mirando a la cámara

Mirando a la cámara
Agustín Ramón Rodríguez González el

El pasado 21 de febrero, se inauguraba en las dependencias del Archivo Municipal de Cartagena, una singular muestra de fotografías de marineros de la Armada española, del periodo comprendido entre 1875 y 1950, imágenes todas ellas que nos muestran a los individuos con su prenda de cabeza a las que acompañan las cintas de los gorros que lucen, los conocidos como “lepantos” en la Armada, y donde figura el nombre del buque o dependencia donde estaban destinados.  Esta exposición, que estará abierta al público hasta el 25 de abril, ha sido posible gracias al empeño que mostraron tanto el propietario de las cintas de Lepanto y de las imágenes (originales todas ellas), el Alférez de Navío de la Armada en situación de reserva  Don Diego Quevedo Carmona, y la dirección del Archivo Municipal del propio Ayuntamiento de Cartagena, en lo que supone un homenaje a la marinería de reemplazo, que hace años daba colorido a las calles de la ciudad, imagen hoy desaparecida.

 

La muestra ha sido distribuida de manera temática en 10 vitrinas, de modo que cada una de ellas muestra cintas y fotos de marineros de los acorazados, arsenales, cruceros, submarinos, torpederos, cañoneros, destructores, bases navales y varios, estando dedicada la última de ellas a personal que cumplió su servicio militar muy lejos de la Patria, en las posesiones de ultramar.

 

La muestra, inaugurada por el Alcalde la ciudad y el Almirante Jefe de la Fuerza de Acción Marítima, a quienes acompañaban respectivamente varios concejales del Ayuntamiento de Cartagena y el General Jefe de la Fuerza de Protección de Infantería de Marina, tuvo una gran acogida desde el primer día, llenándose la sala, habiéndose registrado una importante afluencia de público hasta el momento, y es que el varias veces centenario binomio Cartagena-Armada, sigue teniendo un gancho importante entre la ciudadanía.

 

 La buena acogida de la muestra, la hace especialmente idónea para que pueda hacerse itinerante por otros lugares de la geografía española, donde ya surgieron entidades interesadas.

Otra  muestra del resultado de la labor de años de Diego Quevedo salvando del olvido y en los sitios  y lugares más insospechados estos pequeños pero tan entrañables recuerdos.

Y, por supuesto, no podían faltar las tiernas imágenes de los niños a  los que, durante mucho tiempo, fue muy popular moda vestir de marinero.

Todo  un grato  homenaje a quienes prestaron sus servicios en la Armada en los puestos más modestos, algo que pocas veces es recordado como merece.

SI CLICA SOBRE CADA FOTO PODRÁ VERLA EN  TAMAÑO COMPLETO.

Otros temas

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes