ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Ape&Tito El sabor sí ocupa lugar

Ejercicios espirituosos: una tarde en la destilería DYC

Ejercicios espirituosos: una tarde en la destilería DYC
Diego Moreno Bermejo el

Situada a apenas 90 kilómetros de Madrid, Segovia es un destino idóneo para aquellos que busquen salir por unas horas del bullicio de la capital. El espectacular Palacio Real de la Granja de San Ildefonso y sus majestuosos jardines son capaces de dejar con la boca abierta a todo aquel que tenga el placer de visitarlos. También son mundialmente conocidos sus cochinillos al horno, así como el acueducto romano que recibe a diario a numerosos turistas. A este póker de destinos segovianos se le suma con fuerza otro: la destilería DYC. En realidad ya estaba allí, pero una reciente reforma ha convertido a este emblema en el lugar idóneo para pasar una jornada inolvidable. Algo que desde Ape&Tito podemos confirmar de primera mano.

La historia de esta destilería comenzó hace años. Hace muchos años. Allá por 1920, Nicomedes García descubría en Escocia los métodos tradicionales para elaborar el whisky. Tras numerosos viajes desde los años 20 a los 50, decidió fundar en Segovia una destilería en la que crearía un whisky español pero con el sistema que se empleaba en Escocia. En 1958 funda DYC y en 1963 salen a la venta 90.000 cajas de la primera producción. El Molino del Arco, en Palazuelos de Eresma, es el lugar que eligió Nicomedes para asentar su base. La visita nos lleva hasta ahí tras un breve viaje en tren desde Madrid. El olor ya indica que allí se “cuece” algo bueno.

Nada más cruzar la valla de entrada, accedemos a territorio DYC. Nos recibe Elena Esteban, que será nuestra guía. El olor y el ambiente se transforman y crean una atmósfera única. Comenzamos la visita en el edificio principal de DYC, donde después volveremos para cerrar con una deliciosa cata de esta bebida espirituosa que se obtiene a partir de la destilación del mosto fermentado de cereales como la cebada malteada o el maíz. Según los que se utilicen se diferencian el whisky de malta (malt whisky), el de grano u otros cereales (grain whisky), el que lleva mezcla (blended whisky) y el bourbon.

Elena Esteban es la mejor guía del mundo mundial.

 

Los orígenes del whisky, nos cuentan, son inciertos y se los disputan entre los irlandeses y los escoceses. Aunque la primera referencia escrita a esta bebida data de 1494 no es hasta el siglo XIX cuando el parlamento británico aprobó la ley que regulaba otorgar licencias a las destilerías que lo elaborasen con los procesos actuales. Tras la destilación, el whisky debe madurar en barriles de madera durante 3 años o más y tiene que presentar siempre una graduación del 40%, como mínimo.

Las tres claves en la elaboración de esta bebida son el agua, la cebada y la madera. El factor diferencial lo tiene la primera. En la destilería nos explican que la pureza y un contenido mineral débil son fundamentales para extraer el carácter aromático de las maltas. Por su parte, la cebada, es esencial para la elaboración. Tiene mucho almidón que se transforma en azúcar para convertirse en alcohol. En cuanto a la madera, es la responsable de aportar olor, sabor, aromas y suavidad al whisky a lo largo de los años de reposo.

Una piscina en la que no nos pudimos bañar.

 

La visita finalizó con una sorprendente cata de whiskies de la destilería que nos ayudó a asentar aún mejor todos los conceptos que nos habían contado de una manera tan brillante. La propuesta consistió en tres de los espirituosos más carismáticos de la marca segoviana: DYC 8, DYC pure malt y DYC 12. Para aquellos que no estén acostumbrados a este dorado néctar, ofrecen la posibilidad de combinarlo con ginger ale.

Apetitosa cata.

 

En definitiva, todo un mundo recomendado tanto a los amantes del buen whisky como a los que no lo son. La visita es muy entretenida, con una maestra de ceremonias espectacular que logra meter al visitante totalmente en el mundo que ideó Nicomedes. Además, los diferentes olores que se perciben a lo largo del recorrido son de otro (delicioso) planeta.

Información de utilidad

  • Horarios: de miércoles a domingo a las 12:00 y a las 17:00 h
  • Fechas: las visitas solo se hacen cuando el proceso está en marcha y en periodos de parada por mantenimiento, limpieza y vacaciones del personal, las visitas no se celebran. Suele coincidir aproximadamente con 3 semanas en agosto.
  • Información y reservas: Tel: 921 449 250 / info@dyc.es
  • Dirección: Paraje Molino del Arco, s/n 40194 Palazuelos de Eresma, Segovia.

 

 

P.D. Os animamos a que viajéis a Segovia en tren, es bastante más rápido que el coche, más ecológico y cómodo. Sobre todo si tenéis pensado hacer la cata, cosa que os recomendamos y que además incluye la visita. Eso sí, no perdáis de vista la hora que con un plan tan embriagador os podría pasar como a nosotros, que perdimos el nuestro de vuelta… Por suerte no era el último del día y todo quedó en una simpática anécdota.

GastronomíaOtros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes