Deja de bailar a Michael Jackson

Publicado por el Jul 12, 2013

Compartir

DN03646Creo saber porqué murió Michael Jackson, pero lo contaré después. Primero quiero contar otra cosa.

No sé si él se acuerda, seguro que sí, teníamos catorce años y él se empeñó en que cogiéramos el Seat 124 de su padre para ir hasta su fábrica a coger unos rodamientos para el triángulo. Era más que una carretera un camino, y él hacía tiempo que manejaba el embrague y las marchas con una soltura que a mí me parecía auténtica magia.

Apenas si ponía las manos en el volante, como un Houdini consciente de que tenía de copiloto a uno que hacía tiempo que contenía la respiración. Como vio que mis manos se agarraban con fuerza al asiento, sacó un casete de la guantera del coche y comenzó a sonar “Blame It On The Boogie”.

Los baches de la carretera, flanqueada por maizales y moreras cercadas por muros de piedra, impulsaban nuestros cuerpos hacia arriba al compás del ritmo, entre funk y swing, de esta canción irresistible. La magia de los Jackson 5 llenó de esplendor la hierba verde sembrada de ortigas.

smile_62787188Michael Jackson, increíblemente fuera de juego. El 25 de junio pasado se cumplieron cuatro años de su muerte. Nadie lo podía haber imaginado. Daba la impresión de que tras toda la parafernalia de encapsulamiento de los últimos lustros Michael quería volver a intentarlo.

¿Pero intentar qué? ¿Qué intentar cuando se ha conseguido todo? ¿Qué reto puede marcarse quien ha demostrado al mundo ser un genio, un personaje maravilloso, de la misma magnitud de un Houdini? ¿Cómo sobrevivir a eso, sobre todo si la euforia te ha acompañado desde tu más tierna infancia?

Para Michael, cada nuevo disco, cada proyecto, a lo largo de toda su trayectoria, supuso un salto hacia adelante, un triple salto mortal, un elevar el listón de exigencia hasta cotas que, en un momento dado, no pudo superar.

Y se dio cuenta de ello, casi por sorpresa, un buen día. Ensayando en su reaparición. Se dio cuenta de que el listón lo había subido tanto que ni siquiera él mismo era capaz de superarlo. Esta fue la grandeza y, a la vez, la perdición de Michael.

Michael Jackson sucumbió a su alto nivel de exigencia. Tan generoso pero terrible error de percepción acabó destruyéndole. Por suerte, han quedado para siempre sus canciones, como tesoros de la música pop y como banda sonora de muchos recuerdos, algunos de ellos guardados en viejas cintas de casete.

 

 

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2013
M T W T F S S
« Jun   Aug »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter