ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Una de piratas por Oti Marchante

Un par de ideas sobre ‘Crash’

Oti Marchante el

Hay dos ideas fascinantes en “Crash”. La primera y singularísima  es que todos los personajes tienen (o sea, todos tenemos) una doblez. Según la escena que se nos muestre de ellos serán “malos” o “buenos”, y así asistimos a la insólita idea hecha realidad de que un hombre, un policía (interpretado por Matt Dillon), tiene dos escenas de obscena intimidad con una mujer, la misma, en una de ellas la está mancillando y en otra la está salvando la vida. Todos los personajes que aparecen en “Crash” nos muestran su ángel y su diablo, y con ello analizan con exactitud la pasta con la que estamos hechos los seres humanos. Y la segunda idea, realmente profunda y bien matizada, de “Crash” consiste en articular una tesis atípica sobre el racismo, o el clasismo, mediante un corte transversal a los sentimientos que se exprimen en las historias que se cruzan. Si existe un centenar de modos distintos de ser (o tal vez, estar) racista, “Crash” los muestra y los sugiere casi todos: incluso la propia madre negra con su hijo mayor, parapetado tras una vida decente en vez de estar con los suyos. La honestidad doblegada siempre por el peso de la raza, o de la clase.


Interesantísima película ésta de Paul Haggis, que recuerda a otras (aquí no llueven ranas, pero nieva en Los Angeles), triste como el último blues y que habla de la soledad y de los miedos tan claro y tan de frente que te hace difícil parar el choque si no estás bien apalancado. “Crash” es nuestro mundo, aunque ahora parezca que nos pilla lejos.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes