ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

¿Hay revoltijo ideológico en Ciudadanos?

José Manuel Otero Lastres el

La tercera acepción de la palabra “revoltijo”, según el Diccionario de la RAE, es “confusión o enredo”. Y el significado 8 de la expresión “enredo” es “dicho de un asunto: complicarse al sobrevenir dificultades”. Pues bien, las recientes dimisiones de los miembros de la Comisión Ejecutiva de esta formación política, Toni Roldán y Javier Nart, por la supuesta “derechización” del partido invita a preguntarse si realmente hay un revoltijo ideológico en Ciudadanos o se trata simplemente de ajustar su actuación política a la realidad que tenemos planteada tras las últimas elecciones generales.

Las dificultades surgieron, al parecer, como consecuencia de las posiciones encontradas que se defendieron en la ejecutiva sobre si apoyar o no a Pedro Sánchez en la investidura. Y es que a pesar de que en las pasadas elecciones Ciudadanos hizo público su compromiso de que nunca apoyaría a Pedro Sánchez, en las últimas semanas hubo voces dentro de la ejecutiva, incluso de fundadores del partido como Francesc de Carreras o Arcadi Espada, que pusieron sobre la mesa la conveniencia de repesar la estrategia de negar el apoyo post electoral a Pedro Sánchez.

La clara derrota en la Ejecutiva de esta última propuesta ha provocado las indicadas bajas en esta comisión, cuyos autores justificaron su salida en una especie de “derechización” del partido como consecuencia de la formación de gobiernos autonómicos y municipales con el PP y Vox.

Sin embargo, hay dos razones para que Ciudadanos prefiera al PP e indirectamente a Vox antes que al Partido Socialista. La primera ha sido recordada por Inés Arrimadas y consiste en los “cien pactos de la infamia” a los que han llegado los socialistas tras las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo. Sobre este aspecto, afirmó Inés Arrimadas que Ciudadanos es “un partido que nació hace algo más de una década para combatir al nacionalismo en Cataluña.Pues bien, “la facilidad con la que los socialistas se apoyan en –y apoyan a– los nacionalistas constituye –prosigue Arrimadas- una línea roja difícil de esquivar. El capricho de la aritmética obliga a Cs a elegir entre respaldar –aunque sea de forma indirecta– a un presidente que llegó al poder con los votos del PDECat, ERC, PNV y EH Bildu, o empujarle a repetir fórmula ante el «no» inamovible de populares y liberales”.

La segunda razón tiene que ver con la otra estrategia de Ciudadanos de rentabilizar sus resultados electorales pactando con el PP y Vox. Es evidente que esta decisión política está estrechamente vinculada con la anterior. Si Ciudadanos ha tomado la decisión de no apoyar al PSOE –y hay que entender que tampoco a los que están a la izquierda de este partido- las únicas formaciones con las que puede conquistar gobiernos autonómicos o municipales es pactando con el PP y, siempre que sea necesario, también con Vox.

Lo que resulta chocante es que los miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos que han dimitido se muestren tan “puros e inmaculados” si se trata de rechazar pactos con Vox -que más allá de cualquier consigna malintencionada, es un partido muy de derechas, pero constitucional- y que sin embargo no hagan “asco alguno” a apoyar a una formación como el PSOE que ha llegado al poder –y seguramente piensa mantenerse en él- con los votos de partidos golpistas y filoterroristas que no solo están en la extrema izquierda, es que propugnan la destrucción de la convivencia democrática que tenemos organizada en torno a la Constitución de 1978.

 

Política
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes