ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

El apoyo condicionado a la investidura

José Manuel Otero Lastres el

Cuando todo hacía pensar en que no nos libraríamos de unas nuevas elecciones generales, los dos partidos del centro y la derecha se han mostrado dispuestos a facilitar la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. La iniciativa del PP y de Ciudadanos me parece muy acertada básicamente por las dos siguientes razones.

La primera es que evitar unas nuevas elecciones y hacer posible la investidura del candidato con más escaños supone anteponer los intereses generales de España a los movimientos táctico-estratégicos que convienen a los intereses particulares de aquellos partidos. No creo que pueda afirmarse que el apoyo limitado que supone abstenerse en la investidura suponga una apuesta por la estabilidad. Tengo para mí que la legislatura, con la distribución de escaños que hay, va a ser muy movida y con los acontecimientos que están próximos a producirse (sentencia del procés) va a ocasionar algún que otro terremoto político. No obstante, el hecho de evitar unas nuevas elecciones abre un período que bien utilizado por el PSOE puede traer tiempos tranquilos sobre todo ante la recesión que parece que ya está a la vuelta de la esquina.

La segunda razón es que la propuesta del PP y Ciudadanos ha surgido como tenía que ser: condicionada. Al contrario de lo que parece pretender el candidato, facilitar su investidura es un acto de una significación política de tal envergadura que tiene que tener su coste. Las cuatro condiciones que ponen ambos partidos: romper el pacto con Bildu en Navarra, abrir una mesa de negociación para responder con el artículo 155 a una previsible tentación de reacción contra la sentencia del Tribunal Supremo, que no se indulte a los independentistas y que no se suban los impuestos, no solo son razonables, sino que de ser aceptadas y puestas en práctica sí que pueden traer la deseada estabilidad.

Intuyo que la oferta del PP y Ciudadanos al PSOE habrá tenido sus detractores entre los dirigentes de ambos partidos. Cosa que de ser cierta demostraría la propia dificultad de la decisión. Por eso, creo que es hora de volver la mirada a los intereses generales de España, pero no solo por parte del PP y de C,s, sino también por el PSOE. Todos tienen que ser generosos: la propuesta lo es y las condiciones sumamente razonables. Si el PSOE no es capaz de aceptar las condiciones de los otros dos partidos constitucionalistas, está claro que estará exigiendo mucho a cambio de nada. Pues bien, aun teniendo a la vista los intereses generales del país, no veo razón de peso alguna para que en el trámite de la investidura en el que estamos el PSOE reciba el todo sin comprometerse a nada, poniéndole una vela a Dios y otra al Diablo.

 

 

Oficina Española de Patentes y Marcas

Política
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes