ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

Tres ideas para prestigiar la actividad parlamentaria

José Manuel Otero Lastres el

En el ABC.es de ayer se publicó el avance de los resultados del Barómetro del CIS de septiembre de 2014 y entre los datos relevantes destaca que la clase política preocupa al 25,8% de los ciudadanos. También ayer intervino el Presidente Alberto Núñez Feijóo en el Parlamente de Galicia con ocasión del debate sobre el Estado de la Autonomía.

Pues bien, en su discurso, el Presidente Núñez Feijóo expuso tres sugerentes ideas referidas a los debates parlamentarios que me parecen especialmente relevantes para ayudar a recuperar, al menos en parte, el prestigio perdido por nuestros políticos en los últimos tiempos.

La primera idea es que hay respetarse para ser respetado. Y es que el Parlamento Gallego ha sido un ejemplo de falta de respeto entre sus miembros. En su columna de La Voz de Galicia del pasado 16 de julio, Roberto Blanco Valdés enumeró hasta 75 insultos cruzados entre los parlamentarios gallegos, destacando por encima de todos ellos el malhumorado y atrabiliario Beiras, quien llamó repetidamente “canallas” a los parlamentarios del PP y afirmó que el Parlamento era nada más y nada menos que “un estercolero”.   

La segunda idea que expuso el Presidente gallego es que hay que construir la democracia desde dentro hacia fuera: “si queremos que la democracia tenga utilidad para los ciudadanos que están ahí fuera, tenemos que dársela los ciudadanos que estamos aquí dentro” –afirmó textualmente.

La tercera –y para mí la más atractiva- idea es considerar al Parlamento la “casa de la palabra”. Sobre la importancia de la palabra permítanme que acuda a la obra de Stefan Zweig “Castellio contra Calvino”, subtitulado “Conciencia contra violencia”, en la que el lector puede encontrar algunos de los pensamientos más profundos, hermosos y acertados que haya escrito el ser humano en defensa de la libertad de conciencia y en contra de la intolerancia. Pues bien, refiriéndose a la palabra dice esta autor: “Aun cuando no venza, la palabra demuestra su eterna actualidad, y quien la sirve en semejante momento ha dado pruebas, por su parte, de que ningún terror tiene poder sobre un espíritu libre”.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes