ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

Pedro Sánchez no logra los votos ni prometiendo el oro y el moro

José Manuel Otero Lastres el

 

Con el fin de conseguir el apoyo de las formaciones políticas de izquierda y nacionalistas en la inminente sesión de investidura, Pedro Sánchez les ha ofertado, a cambio de sus votos o su abstención, un paquete de medidas común para todas y uno específico para cada una de ellas.

Entre las medidas comunes, figuran, entre otras muchas, asegurar un mínimo vital para las más de 700.000 familias que carecen de ingresos; combatir los desahucios de personas y familias en situación de vulnerabilidad y elaborar una ley contra la pobreza energética; devolver las tarjetas sanitarias a todos los que las perdieron bajo el gobierno del PP; suprimir todos los copagos; universalizar la oferta pública de Escuelas Infantiles y derogar la LOMCE.

Además, a cada formación con singularidades políticas, les oferta las medidas que supuestamente más pueden interesarle, como por ejemplo, a “En Comú Podem”, que el catalán se enseñe a través del Instituto Cervantes, y a “En Marea”, además de la misma medida con respecto a la lengua gallega, una nueva política industrial con especial incidencia en el sector naval; abordar los problemas del sector lácteo, o impulsar proyectos de regeneración de las rías y del resto del litoral gallego comprometidos por el Estado y suspendidos o retrasados.

A pesar de esta oferta de medidas de difícil, por no decir imposible, cumplimiento, los supuestos compradores le han dicho al señor Sánchez que no se las cambian por sus votos, unos porque lo ofrecido les parece una propina y otros porque da la impresión de estar de rebajas.

Estoy seguro de que el señor Sánchez no calculó el coste económico de las medidas que les ha propuesto a las demás formaciones. Y es que es una cuestión que seguramente no le importa, porque piensa que la presidencia del gobierno bien puede valer hasta la ruina económica de su propio país.

Espero que en la sesión de investidura Mariano Rajoy le haga las cuentas y lo avergüence haciéndole ver que la demagogia tiene sus límites. Mientras tanto los españoles que tengan la paciencia de oír la sesión entera o bien un resumen de la misma, tendrán que oír más de una vez que a España lo que le interesa es un gobierno de “progreso y reformista” que sepulte para siempre la “nefasta” política del señor Rajoy y del PP (que dicho sea de paso, nos sacó del precipicio de la intervención) y que ponga al frente del país a un ciudadano, el señor Sánchez, que es capaz de prometer el oro y el moro, incluso lo que no podemos financiar, con tal de ser investido como presidente del gobierno.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes