ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Puentes de Palabras por José Manuel Otero Lastres

El alumnado femenino destaca en las notas de selectividad

José Manuel Otero Lastres el

Recientemente ha tenido lugar en la Universidad de Santiago de Compostela una reunión de los mejores expedientes en las pruebas de selectividad. En términos porcentuales los resultados indican que entre los alumnos con más alta calificación más del 62% son mujeres. Estos resultados no solo se producen a nivel general en Galicia, sino que en las cuatro provincias gallegas los mejores expedientes pertenecen a alumnas.

Este dato prosigue en las carreras universitarias, según lo que he oído y podido comprobar personalmente a lo largo de mis cuarenta y ocho años de profesor universitario de Derecho, lo cual permite realizar varias reflexiones.

La primera y más importante es que la mujer, aunque ha tardado, se ha venido incorporando imparablemente, de manera masiva, y en condiciones de igualdad, desde hace muchos años, al mundo de la formación del máximo nivel. Si alguno tuviera la posibilidad de ver hoy las orlas de las promociones de universitarios anteriores a 1950, vería un notable predominio de varones. Antes de ese año, en las láminas de cartulina en las que se agrupaban las fotos de los estudiantes de cada curso, había muy pocas fotos de alumnas, aunque en unas carreras (Derecho y Filosofía y Letras) más que en otras. En la década de los sesenta, las cosas se fueron equilibrando poco a poco, y hoy el alumnado femenino es claramente mayoritario que el masculino.

El avance no fue, sin embargo, solo una cuestión de cantidad, sino que, como revelan los expedientes académicos, fue asimismo de calidad. Con esto quiero decir que a lo largo de los años no solo se fueron incorporando cada vez más mujeres a la universidad, sino que comenzaron a ocupar los primeros puestos de sus respectivas promociones.

Ante datos como los que se comentan no es difícil caer en la tentación de efectuar una comparación de la capacidad para los estudios basada en la condición sexual. De tal suerte que si los mejores expedientes son los de las alumnas la conclusión a la que habría que llegar es que ellas son más capaces que ellos.

Puede que haya quien lo sostenga, pero personalmente pienso que no se puede establecer el nivel de inteligencia atendiendo exclusivamente al sexo. Creo, por el contrario, que es una condición de la persona: hay unas que son más inteligentes y capaces que otras, pero sin que tenga una influencia determinante el género.

Lo que me parece, en cambio, que no puede negarse es que las alumnas están más centradas que los alumnos, saben mejor lo que quieren, llegan a la universidad con mayor madurez personal, y están dispuestas a volcarse con todas sus fuerzas para conseguirlo. Y todo esto, unido, por lo general, a una gran capacidad de trabajo puede explicar el indiscutible éxito del alumnado femenino.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes