ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pido la palabra por Paloma Cervilla

El “dedo divino” de Rajoy

El “dedo divino” de Rajoy
Paloma Cervilla Garzón el

El “dedo divino” de Rajoy para designar al candidato del PP a la presidencia de esta formación política en Andalucía señaló inesperadamente al secretario de Estado de Igualdad y Servicios Sociales, Juan Manuel Moreno Bonilla. Una sorpresa que no viene más que a confirmar que aventurarse a escribir sobre lo que hará o dejará de hacer el presidente es un ejercicio de osadía que, casi con total seguridad, acabará en fracaso. Ni es un hombre previsible, como dicen algunos, ni se deja llevar por lo que, de una manera u otra, contamos los medios de comunicación. Aún más, si lo decimos, hará justamente lo contrario.

Nadie esperaba, solo el presidente, que el desenlace de esta crisis en el PP andaluz iba a terminar como ha terminado, para que nos vamos a engañar. Todo apuntaba a otro hombre, José Luis Sanz, que realmente sí estuvo a las puertas de conseguirlo, pero que no ha podido hacer frente a un sector crítico que quería otro candidato, y que no era más que Moreno Bonilla. Así me lo dijo a mí en Fitur el presidente del PP de Málaga, Elías Benodo, que nunca ha ocultado sus preferencias por la mano derecha de la ministra Ana Mato, malagueño como él.

Sanz lo tuvo al alcance de la mano hasta el pasado mes de noviembre, cuando se filtró su nombre, hoy se confirma que fue un error,  y los críticos empezaron a moverse. A Rajoy le molestó especialmente esta filtración y nadie entiende por qué no tomó una decisión en ese momento y cambió el curso de un proceso que ha dejado heridas abiertas, sin necesidad. Nadie entiende por qué el presidente no anunció el nombre de Moreno Bonilla entonces y zanjó de un plumazo la sucesión de Zoido, evitando que durante dos meses se especulara con el nombre del sucesor. Algunos dicen que porque no lo tenía claro. Nadie entiende por qué ha dejado que la secretaria general María Dolores de Cospedal se expusiera tanto, a no ser que fuera un acuerdo tácito entre los dos, que nunca sabremos.

Evidentemente en la sucesión del PP andaluz hay ganadores y perdedores, como siempre sucede cuando hay una lucha por el poder político. Pero conociendo a Rajoy, los que hoy han ganado, mañana pueden perder, y los que hoy se sienten derrotados, en el futuro pueden ser señalados por el “dedo divino“. Así es Rajoy y por eso es tan difícil entenderlo.

España
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes