ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Loading... por Marisa Gallero

«Gracias por no insistir»

«Gracias por no insistir»
Marisa Gallero el

 

«Gracias por no insistir» respondió por dos veces Mariano Rajoy a Ángel Expósito en el Foro ABC cuando le preguntó por José María Aznar y su España desvertebrada. «No vengo a comentar las palabras de otros», zanjó el presidente del Gobierno, totalmente bendecido y arropado por su gabinete y el poder económico.

Rajoy está tan seguro, que es capaz de ningunear al que fue presidente de honor del Partido Popular, que se dio de baja por no ejercer de patriarca. Normal si sólo programa intervenciones para convertirse en la mosca cojonera de su sucesor, que se ha ganado su puesto después de superar dos elecciones y sortear estoicamente once meses de bloqueo.

Sabe que no tiene rivales. Se están despellejando internamente entre ellos. Y que llega al Congreso con el PP bajo su batuta, donde el único puesto a disputar es el de la secretaría general.

Tan cómodo está, que ha vuelto a reiterar que se ve con fuerzas para agotar la legislatura, e intentar «que dure el mayor tiempo posible». Negando que tenga un botón nuclear, si se tuerce aprobar los presupuestos, para convocar nuevas elecciones. Todavía quedan secuelas del «sarampión político», del que advierte no estamos «en absoluto» vacunados.

Rajoy volvió a su discurso económico, a sus metáforas –«lo fundamental es que los aviones no vuelen con los motores de cola»–, a pedir diálogo y pactos, y a su retranca gallega, colocando a cada uno en su sitio desde su atalaya. Así fue con el líder de la gestora del PSOE, con quién se siente muy a gusto, después de haber aguantado la cataratas de «no» de Pedro Sánchez. «Quizá no le hago un favor, pero tengo una buena opinión de Javier Fernández. Sin ánimo de fastidiar». O incidiendo en la irrelevancia que provoca el presidente de la Generalitat en su tour por Bruselas. «Al señor Puigdemont le han dado el trato que se merecía».

Aunque después de analizar su discurso, me quedó con una sentencia que deslizo como quién no quiere la cosa: «Cualquier realidad ignorada prepara su venganza».

 

Actualidad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes