ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La capilla de San Álvaro por Luis Miranda

Saber lo que se hace (Opus 6)

Luis Miranda el

Melodía primera. En este mundo de gente que lo hace todo por vocación y sin pedir nada a cambio, de personas esforzadas en el trabajo por su hermandad que merecen de primeras todo el aplauso, el profesional termina teniendo mala prensa, y entiéndase por esta palabra no sólo quien cobra por un trabajo generalmente bastante bien hecho, sino también quien, aunque lo haga gratis, aplica unos criterios rígidos y serios y no se deja llevar por los sentimentalismos, como si la «devosión», el apego o la verbalización meliflua garantizaran más competencia que quien habla menos pero demuestra saber mejor lo que hace.Fuerte de bajos. Entre saber lo que se hace y hacer lo que se sabe distinguían los clásicos y también estos profesionales de las cofradías que siempre llegan marcados con la cruz infamante de la antipatía y a los que se mira con el desprecio que merecen los invasores, como si quienes llevan toda la vida en un sitio ya fueran más doctos que nadie sólo por estar y considerarlo todo cosa suya, y como si también se les hubiera agotado en ese tiempo la posibilidad de que alguien pueda hacerlo mejor que ellos, o mejor, que alguien les ayude a hacerlo, o mejor aún, que quien sea les enseñe que hay otro camino.

Trío y coda. De este camino pueden contar muchas cosas gente como Curro, Fernando Morillo-Velarde, Miguel Ángel González Jurado o Rafael de Rueda, por citar sólo algunos ejemplos de tipos que igual no lucen chaqueta y corbata cada dos por tres ni se peinan como gomina más que cuando hace falta, pero que tienen en común un conocimiento profundo y riguroso de lo que hacen y la certeza de que por mucho que alimente el amor a los titulares, jamás servirá por sí solo para ocupar el lugar de quien ha estudiado, ha leído y ha practicado para hacerse un profesional de verdad.

Semana Santa
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes