ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Fahrenheit 451 por Pablo Delgado

Aquella época de la Ilustración

La Enciclopedia como pretexto histórico para hacer un cómic que atrapa desde la primera viñeta

Aquella época de la Ilustración
Pablo Delgado el

A lo largo de la historia la búsqueda de conocimiento a través de plantearse preguntas, indagar y observar nuestro entorno, ha sido -y lo sigue siendo-, vital para el ser humano. En ese afán de búsqueda han surgido teorías, prácticas y experiencias que se han ido recopilando en textos que han formado los libros más importantes para la humanidad, y sobre todo, aquellos que marcaron un antes y un después en la transmisión de conocimientos. Entre esas publicaciones editoriales se encuentra, sin lugar a dudas, la Encyclopedie ou dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers, es decir, comúnmente conocida como la «enciclopedia». Dispensando así un importante servicio a la cultura moderna y permitiendo hallar con facilidad los conocimientos esenciales para casi cualquier objeto o actividad.

Como bien sabemos, en la actualidad la forma de consulta ha cambiado radicalmente con la tecnología a cómo se hacia allá entre los años 1751 y 1772, cuando fue editada la Enciclopedia en Francia, bajo la dirección de Denis Diderot (1713-1784) y Jean le Rond d’Alembert (1717-1783). Se la ha considerado una de las más grandes obras del siglo XVIII, por contener la síntesis de los principales conocimientos de la época, en un esfuerzo editorial considerable para su tiempo.

Las figuras de Diderot y d’Alembert son esenciales del conocimiento ilustrado francés, al iniciar una labor que planteaba la necesidad de cubrir un espacio para el conocimiento importante y entre los dos, bajo la iniciativa de Diderot se rodearon de un equipo inicial de 21 colaboradores, que pusieron en pie este magnífico e imprescindible proyecto. Durante su elaboración, el equipo de redactores fue aumentando hasta llegar a tener 160 colaboradores. Entre ellos estaban algunas de las figuras más importantes de su época como Rousseau, Montesquieu, Bufón, Malesherbes o Voltaire.

Se cuenta, se habla y se escribe, que «el plan original preveía la aparición de 8 volúmenes de texto y 2 de láminas. En 1751 se publicó el primero. Al frente del mismo se insertó un prólogo (el Discurso preliminar) de d’Alambert, donde se explicaba la concepción de la obra y se exponía las ideas predominantes del siglo XVIII. El Discurso preliminar, una auténtica “declaración de principios” de la Ilustración, que ha tenido vida propia y ha sido publicado como texto independiente en varias ocasiones».

Pero no todo fueron buenas noticias para los ilustrados que pretendían cultivar a las gentes en la razón y el conocimiento de su entorno. La publicación de la «Enciclopedia» suscitó violentas reacciones tanto a favor como en contra. «Las críticas llegaron hasta el gobierno que en 1752 decidió prohibir los dos volúmenes aparecidos, alegando que con esta obra se pretendía destruir la monarquía, corromper las costumbres y promover la irreligiosidad, lo que culminaría con la dimisión de d’Alambert y la persecución de Diderot».

Aún así, pudo seguir adelante y la obra, es considerada el motor intelectual más poderoso del siglo, dando una nueva visión de la vida y rompiendo con las creencias tradicionales. Por ello, su redacción estuvo plagada de dificultades que hicieron difícil su finalización y su comienzo. Un contexto histórico genial para crear y contar historias poderosas, y que además aportan un conocimiento de Historia al lector, como la realizada por el dibujante Alex Orbe (Barakaldo, 1973) y el guionista José A. Pérez Ledo (Bilbao, 1979). Con el cómic «Los Enciclopedistas» (Astiberri) los autores nos trasladan al París de 1750. En dónde un grupo de intelectuales se reúne todos los jueves en el salón de uno de ellos. Allí están Diderot, Hume, D’Alembert, el barón d’Holbach y una joven y talentosa ilustradora llamada Marie. Juntos ultiman su gran obra, un compendio del saber mundial titulado L’Encyclopédie.

A partir de este marco intelectual y social, se sucede un thriller de intelectuales en una trama vertiginosa y muy entretenida, en la que se relacionan opiniones antirreligiosas y antimonárquicas que son castigadas con la cárcel, el exilio o la muerte, siendo una amenaza crucial para los enciclopedistas, llamados a si mismos los ilustrados. Además, la estructura narrativa -que está muy bien compuesta- se van insertando nuevos actores como la sociedad secreta denominada los Cruzados. Una sociedad religiosa que hasta el momento actuaba sólo con pintadas y panfletos, pero de repente, todo da un giro cuando uno de los intelectuales aparece misteriosamente asesinado…

Con un dibujo influenciado claramente por la estética franco-belga de la línea clara, el gráfismo materializado por Orbe es simplemente, genial. Con encuadres y rótulos que contribuyen, junto a los diálogos de Pérez, a lograr la máxima comprensión de la historia.

Una narración gráfica al más puro estilo noir, desarrollada mediante una secuencia de dibujos de mérito que radica en ella misma, de tal forma que cada viñeta está relacionada con la siguiente y con el anterior sin perder un ápice de intriga. Acompañada con la representación gráfica detallista en la que Orbe juega con la luz produciendo secuencias inquietante e íntimas, que ayudan a generar esa tensión típica de thriller avanzando momento a momento, acción a acción y escena a escena. De las que se podría decir que ha ido tomando encuadres y planos icónicos del cine para dinamizar la narración.

En definitiva, los escritores de la Enciclopedia esperaron forjar un poderoso instrumento para luchar contra el oscurantismo de las autoridades políticas y religiosas, y lo consiguieron, vaya si lo hicieron. Y este cómic es también una lucha contra el oscurantismo del conocimiento de una publicación como fue aquella, que además no quita que se pase un buen rato además de ir aprendiendo de unas figuras ilustradas que aportaron al mundo una capacidad de pensamiento esencial. Un homenaje elocuente, excelente e inefable que nos acerca una época con luces y sombras en el ser humano, un recordatorio de que la ruina puede alcanzar incluso a las cosas más bellas.

«Los enciclopedistas» // José A. Pérez Ledo, Alex Orbe // Astiberri // 2018 // 18 euros

Cómic

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes