Adiós, Niki

Este  sábado  ha fallecido en Atenas una personalidad del mundo científico y cultural griego: Niki Goulandri, una mujer conocida y reconocida, profundamente sencilla y llena de cualidades. Falleció precisamente el día de su cumpleaños… a los 94 años. Junto con su marido, Angelos, crearon el Museo de Historia Natural, situado en la zona norte de Atenas (Kifisiá) y fueron generosos filántropos, dedicándose a la protección del medio ambiente, pero también a la de los valores humanos, durante toda su vida, sin esperar nada a cambio.

Niki nació en 1925, siendo su nombre de soltera Niki Kefalá. Su familia es originaria de la isla de Cefalonia, en el Mar Jónico. Estudió  en el Colegio Alemán de Atenas, terminó la carrera de Ciencias Políticas en la capital y luego continuó sus estudios  en la Universidad de Frankfurt, siendo sus profesores los filósofos Theodor W. Adorno y Max Horkheimer.

Se casó con Angelos Goulandris, miembro de una conocida familia de armadores  y con su marido fundaron en 1964 el Museo de Historia Natural, asi como el Centro  GAIA, siendo sus objetivos la  investigación y educación medioambiental en Grecia, algo entonces desconocido.

Juntos desarrollaron el Museo y el Centro Gaia, juntos lucharon para educar a los niños del país sobre el mundo de los animales su protección y la del planeta, sin buscar honores ni favores y financiando todas sus actividades. El museo funcionó desde el principio como centro de investigación y educación, basándose ya desde entonces en la necesidad de proteger  el medio ambiente griego y promover la educación medioambiental, concepto desconocido en Grecia en los años sesenta. Al fallecer su marido en 1996, Niki presidió el Museo desde entonces hasta su fallecimiento, luchando por el Museo y por su modernización, ampliando sus instalaciones y sobre todo, sus programas educativos. Y el Museo sigue existiendo, con mas instalaciones, con muchas actividades y visitas, programs educativos, voluntarios…mientras que su financiación está en peligro y depende del mecenazgo, de donaciones privadas  y de distintos programas europeos, ya que no es un museo estatal. Aquí esta su página web en  inglés: https://www.gnhm.gr/en

 

Resultado de imagen de niki goulandris

Además de su dedicación al museo, Niki , que pintaba desde joven, destacó en la pintura botánica, ilustrando  con talento una serie de libros sobre flores griegas (“Wild Flowers of Greece” escrito por  Constantinos Goulimis bajo supervisión de  W.T. Stearn y  “Peonies of Greece” escrito por W.T. Stearn y P.H. Davies). Se calcula que pintó mas de 800 plantas y sus dibujos, de gran calidad, adornan porcelanas de Haviland Limoges y de Royal Copenhaguen, así como pañuelos de seda de la firma Hermès.

Aquí pueden ver a Niki Goulandris dibujando y uno de los diseños que fueron utilizados para los famosos pañuelos de seda de la casa francesa Hermes. Este en concreto es Flora Graeca y se comercializó en 1983.

Aqui pueden ver porcelanas que se venden en la tienda del museo: 

Niki era muy apreciada en la comunidad académica tanto griega como internacional, pero tambien respetada por los políticos: llegó a ser, nada más caer la junta de los coroneles, la Secretaria de Estado de Sanidad en 1974 y  Ministro alterno de Servicios Sociales entre 1974 y 1975, ocupándose de los refugiados chipriotas. Fue miembro de la Comisión sobre Cultura y Desarrollo de la UNESCO, ganó el Premio Global 500 del Programa Medio Ambiental de Naciones Unidas en 1990. Y fue nombrada en 1991 Mujer de Europa por el Movimiento Europeo, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.

Recibió muchos honores mas, tanto en Grecia como en el extranjero. Pero para millares de niños griegos desde los años sesenta, su nombre es sinónimo de un museo moderno, con vitrinas y animales pero también mucho mas cosas: desde reproducciones de dinosaurios hasta meteoritos en la tienda del museo, exposiciones, talleres infantiles, conferencias… Y para los adultos, un ejemplo de persona recta, que junto con su marido nunca siguió las modas sino su propia convición personal.

Les dejo citas  de ambos que han resultado proféticas. Angelos Goulandris declaró en 1990: “La gestión de la Tierra es el mayor problema del siglo XXI. Necesitamos un nuevo enfoque en la organización y gestión de la naturaleza. El medio ambiente se convertirá en la primera prioridad en la relación entre los estados. Cualquier otra ideología retrocederá bajo presiones ambientales “.

Y en 1996, Niki escribió: “La biodiversidad garantiza la coexistencia de varias especies y la capacidad de los ecosistemas para preservar la fertilidad del suelo y el microclima, asegurando así la sostenibilidad de la riqueza de la Tierra. Además, la diversidad cultural es la expresión de la capacidad del hombre para adaptarse a diferentes circunstancias. Las civilizaciones representan las soluciones dadas por el hombre a los problemas de supervivencia en entornos específicos. La diversidad cultural se expresa a través de la variedad de idiomas, religiones, métodos de cultivo, artes, estructura social, costumbres nutricionales y farmacéuticas y todos los demás aspectos del comportamiento humano “.

Ayer martes Niki ha sido enterrada junto a su marido, en el pequeño cementerio de Kifisiá, rodeada del respeto y del cariño de quienes la conocieron y la llamaban “Kiría Niki” (Señora Niki). Y de un montón de políticos, empezando por el Presidente del Parlamento, Nikos Vútsis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.