ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tras un biombo chino por Pablo M. Díez

“Calurosos bienvenidos” a Pekín

Pablo M. Díez el

Desde el inglés hasta el árabe pasando por el francés, el ruso, el japonés y el coreano, carteles en varios idiomas saludan a los viajeros que llegan al aeropuerto de Pekín, la gigantesca terminal 3 construida por el arquitecto sir Norman Foster para los Juegos Olímpicos de 2008. Al margen de su espectacular y futurista diseño, el cartel en español da los “calurosos bienvenidos” (sic) a la capital china.

Traducción libre "made in China" de la bienvenida a Pekín.

Evidentemente, es una mezcla errónea de “Bienvenidos” y “Calurosa bienvenida”, pero da una muestra de la confusión que genera el castellano entre los chinos, y eso que se supone que han contratado a intérpretes profesionales para traducir tales carteles.

Este “chinespañol” improvisado, que le pega varias patadas a la RAE, recuerda al “chinglish” con que los chinos vienen desde hace años “reinventando” la lengua de Shakespeare. Traducidos a nuestro idioma, entre los casos más hilarantes destacan las “salas de ejecuciones” – por “salas de ejecutivos” – en los clubes VIP o karaokes de postín y aquel impagable “Museo del Racismo de China” con que se anunciaba el “Museo de las Etnias de China”. A todos ellos, los visitantes recibían “calurosos bienvenidos”.

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes