ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tareas pendientes por Maria C. Orellana

¿Toca cambio?

¿Toca cambio?
Maria C. Orellana el

De vuelta de las vacaciones, un amigo comentaba que quizá ya le tocaba cambiar de empleo. Tiene 46 años y lleva casi veinte trabajando para la misma empresa, en la que ha llegado a tener un importante puesto directivo, pero ya ha tocado techo. Su salario es alto y por lo que ha estado viendo a su alrededor, hay cierta probabilidad de que su empresa le despida dentro de seis, siete años. Por supuesto, con una indemnización generosa, pero que no le dará para retirarse. Ahora, en una situación económica que remonta la crisis y en el zénit de su carrera profesional, cree puede encontrar otro puesto interesante; pero superados los cincuenta y en el paro, sus posibilidades se verán significativamente recortadas.

Aunque éstas son opciones muy personales, yo le animé a moverse. Porque la primera pregunta que en estos casos hay que plantearse es: ¿puedes mejorar en tu actual posición? Y él ve pocas probabilidades de evolucionar donde está. Mi consejo en estos casos es “Haz caso a tu instinto”.

No tengas miedo: el que no arriesga, no gana. Y si te equivocas, adelante, de los errores también se aprende. Además, cuando tomas una decisión de cambio no sabes lo que habría pasado si no hubieras cambiado, así que no puedes comparar.

Eso sí, no seas impaciente. Tampoco tienes que buscar otro trabajo porque has tenido un mal día, crees que tu jefe te ha mirado mal o no has recibido la subida salarial esperada. Estas cosas deben meditarse un poco ¿no te parece?

Y si estás buscando otro empleo, la discreción es obligada. El otro día asistí en mi oficina a una escena singular: en las amplias zonas abiertas de mesas se disponen algunas salas de reuniones separadas por mamparas, que en realidad no guardan ninguna intimidad. Un compañero se encontraba dentro de una de ellas manteniendo una entrevista telefónica en inglés con un head hunter, al que intentaba convencer de su valía profesional. El hombre hablaba algo más alto de lo habitual por su dificultad con el idioma, así que todos los que estábamos próximos a la sala escuchamos involuntariamente la conversación mirándonos azorados…

 

Descubre mi novela LOS OBJETIVOS – Diario de una ambición en papel o ebook en www.amazon.es 

mundo laboral
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes