ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tareas pendientes por Maria C. Orellana

Día europeo de la igualdad salarial

Día europeo de la igualdad salarial
Maria C. Orellana el

 

La Comisión Europea declaró el día de ayer, 31 de octubre, el día europeo de la igualdad salarial entre hombres y mujeres y no puedo resistirme a escribir sobre las importantes diferencias que todavía existen entre lo que cobran ambos géneros por el mismo trabajo. Pese al negacionismo de muchos, las estadísticas son tozudas y demuestran que aún queda mucho por hacer.

¿Hay que echarle toda la culpa al empresario o mánager que contrata? Creo que no. Incluso en las grandes multinacionales que promueven activamente la igualdad salarial de hombres y mujeres, existen estas diferencias. Y muchas veces  debemos buscar el origen en nosotras mismas.

No pretendo hacer una generalización simple, cada persona es un mundo, pero muchas mujeres se conforman con otro tipo de recompensas no monetarias como el reconocimiento, la satisfacción del trabajo bien hecho, la conciliación… A esto se unen nuestras inseguridades laborales y el famoso techo de cristal que frecuentemente nos imponemos. Y las mujeres que tienen pareja estable a menudo piensan que su trabajo, y por extensión su salario, es secundario respecto al realmente importante de su cónyuge.

En el otro lado, la mentalidad más monetarista de nuestros colegas masculinos hace que negocien con mayor ahínco cada euro en todo el proceso laboral, desde la contratación, pasando por las promociones y los bonus, hasta el finiquito cuando se van.

El cuadro muestra las diferencias salariales en la unión europea que publica Eurostat.  Obviamente esta estadística no puede desligarse de otros indicadores del mercado laboral, sobre todo aquellos que se refieren a los patrones de empleabilidad de las mujeres. En países donde la tasa de empleo femenino es baja (Italia), el gap salarial es menor. En los países donde el empleo femenino se concentra en determinados sectores (República Checa, Estonia o Finlandia) o donde muchas mujeres trabajan a tiempo parcial (Alemania o Austria) presentan mayor diferencia en los salarios respecto a los hombres.

Las estadísticas en Estados Unidos son similares a Europa, con una media de un 20% de diferencia para todo el territorio (desde un 11% en el estado de Nueva York hasta un 36% en Wyoming), según datos de la Asociación Americana de Mujeres Universitarias, aauw. Por supuesto que la situación ha mejorado considerablemente respecto a las diferencias entorno al 40% que se daban en los años 60 y 70, pero está claro que aún queda mucho por hacer.

Empezando por nuestra actitud como mujeres profesionales. Como dice Sheryl Sandberg, empujemos hacia delante!

mujermundo laboral

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes