ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pido la palabra por Paloma Cervilla

Manuela Carmena y la contaminación ideológica de Madrid

Manuela Carmena y la contaminación ideológica de Madrid
Paloma Cervilla el

La izquierda tiene la habilidad de apropiarse de la mayoría de las banderas, como si cuestiones como la lucha contra la contaminación o la defensa del colectivo LGTBI fueran patrimonio suyo. Hay mucha gente que cae en esta trampa, otras muchas, no, aunque no lo parezca, porque el centro derecha está menos concienciado a la hora de hacer ruido y llevar su malestar a las calles.

La afortunadamente exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es el mejor ejemplo de este sectarismo a la hora de comprender el por qué la progresía se adueña de estas cuestiones. Carmena se creyó que ella era la única que quería luchar contra la contaminación en Madrid, como si el resto de los mortales no nos gustara respirar aire puro.

Realmente, lo que quería era salvar su nefasta gestión con una idea, que no estaba ni en su programa electoral, de gran impacto mediático, como era Madrid Central. Una iniciativa improvisada, electoralista y que se aplicó sin alternativa ninguna al tráfico, y bajo la amenaza de un multazo para engrosar las arcas municipales. (6.000 multas, que, como publicó ABC, se vio obligada a anular por defectos de forma).

Vamos a decir las cosas claras: el problema de la contaminación  en Madrid no es el 1,5% del tráfico privado que circula por el centro de la capital. Son los 400.000 coches que entran y salen cada de la ciudad, y a los que no le dio solución. Son las calderas de carbón que lanzan al aire veneno para los habitantes de la ciudad. Es la falta de ayudas para la renovación de la flota de coches.

Luchar contra la contaminación es diseñar un plan integral que actúe sobre todos estos frentes, no inventarse el colapso del centro de Madrid, al que, por cierto, solo van una vez al año los residentes en los barrios más humildes, que le han retirado su voto, porque a ellos Madrid Central les importa bien poco.

Pues a pesar de esta engañifa, ayer se lanzaron a la calle miles de madrileños para pedir que no se anule Madrid Central. El nuevo gobierno municipal PP-Ciudadanos solo ha dicho, con buen criterio, que va a quedar en suspenso hasta analizar, con los sectores implicados, una modificación, una mejora de este plan para que realmente sirva para luchar contra la contaminación.

Seguir a Paloma Cervilla en Twitter.

 

 

España

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes