ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pasando por el aro por Emilio V. Escudero

Ya estamos (casi) todos

Emilio V. Escudero el

Pues eso. Ha costado mucho sufrimiento. Dos derrotas y demasiadas caras largas, pero parece que, al fin, estamos todos. O casi. Y no lo digo por la «resurrección» de Marc Gasol, algo que todos esperábamos, sino por la reacción general de todo el equipo, sobre todo de los hombres del banquillo, a los que se echaba de menos desde el arranque del campeonato.

Vaya por delante, que el partido ante el Líbano no sirve para calibrar la magnitud de esa reacción, pero lo cierto es que la «segunda unidad» volvió a parecerse a lo que había demostrado durante la preparación. Más de la mitad de los puntos conseguidos ante el conjunto asiático (47) llegaron desde el banquillo, algo que la selección añoraba desde que abandonó la concentración en la península.

Y es que, si echamos la vista atrás, los suplentes de la selección sólo habían logrado 54 puntos en tres partidos, algo menos del 25% del total. Un desfase que se notó mucho más en los dos encuentros que terminaron con derrota, en los que los jugadores que salieron de refresco apenas sumaron 23 tantos.

Por eso, más allá del juego desplegado, la gran noticia del choque ante Líbano es que ya estamos todos. La consistencia de Fran Vázquez, con 15 puntos y una gran labor defensiva; Felipe Reyes, que se quedó a un paso de las dobles figuras con 10 puntos y 9 rebotes; Mumbrú y Llull, a los que se vio de nuevo sonreir tras volver a sumar puntos y la aportación de San Emeterio (3) y Claver (6), a los que Scariolo premió con unos minutos en el último cuarto.

El único problema fue la dirección de juego. Ahí, tanto Ricky como Raúl se quedaron a cero. Y vale, ya sabemos que ninguno de los dos es un base anotador, pero un equipo campeón necesita, al menos, la amenaza de su director de orquesta para crear incertidumbre en el rival. Es cuestión de tiempo. Rubio ya ha demostrado este año que ha mejorado mucho su lanzamiento exterior y Raúl no es manco. Así que ahora les toca a ellos dar el paso adelante para acabar de completar la reacción de cara a los cruces. Pero esa es otra historia que se escribirá en los próximos días.

Selección Española
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes