ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Pasando por el aro por Emilio V. Escudero

La maldición de los Pistons amenaza a Memphis

Emilio V. Escudero el

Los Pistons son el último equipo en remontar un 3-1 en contra en la NBA. San Antonio será el próximo si gana dos encuentros seguidos a Memphis. 

En la temporada 2003, los Pistons acabaron la liga regular como mejor equipo del Este. 50 victorias durante la temporada que les colocaban con un cruce muy beneficioso en la primera ronda de los play offs ante unos Magic en los que brillaban Tracy McGrady y Grant Hill. 

Aquella eliminatoria se le complicó mucho a los Pistons, que se encontraron con un 3-1 en contra sin apenas darse cuenta. Todo el trabajo de la temporada estaba en el aire y la hegemonía del Este peligraba. Por segunda vez desde que los play offs se habían alargado a siete encuentros, el mejor equipo de la liga podía quedar eliminado a las primeras de cambio por el octavo clasificado. 

Liderados por Chauncey Billups y Ben Wallace, los Pistons se conjuraron para sacar adelante la serie. En el quinto encuentro, los Magic encajaron una derrota por 31 puntos. Los dos siguientes los perdieron por 25. El sueño se había esfumado. Su hazaña se había quedado en nada. 

Esa maldición que arrastró a Orlando en 2003, amenaza ahora a los Grizzlies. Después de haber puesto contra las cuerdas a San Antonio, las dudas se ciernen ahora sobre el conjunto de Memphis. La derrota in extremis del pasado miércoles, con dos lanzamientos inverosímiles de Ginobili y Neal en los últimos segundos, ha puesto el 3-2 en la serie, a falta de dos encuentros y, lo que es más preocupante, ha puesto toda la presión sobre los hombros de los jugadores de Hollins. 

El FedEx Forum volverá a llenarse esta noche (3.00 horas) para tratar de llevar a su equipo a una histórica segunda ronda. Saben que regresar a Texas para jugárselo todo en el último partido sería un suicidio. Quizá por eso, la venta de entradas fue la más rápida que se recuerda en Memphis. Según el club, en menos de una hora se agotaron los tickets para el encuentro. “No queremos volver a San Antonio”, ha declarado Zach Randolph, mientras que su compañero, Battier, ha despejado balones: “¿presión? No tenemos presión. Sólo queremos ganar”. Ganar. Evitar la maldición de Detroit. La gloria espera a Marc Gasol y compañía. Oklahoma aguarda en la siguiente ronda.

NBA
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes