ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Música para la NASA. por Álvaro Alonso

Runaway de Del Shannon

Runaway de Del Shannon
Álvaro Alonso el

Un calibre 22 acabó con la vida de Del Shannon en 1990. Triste final para el creador de “Runaway”, la canción que, al decir de Charlie Gillett, el legendario musicólogo y locutor de radio británico, mejor representa la música juvenil o si quieren, ese fenómeno llamado rock and roll. El propio Gillett la colocó en primer lugar entre las canciones que podían ilustrar su reconocido libro de referencia sobre la historia del rock.

Del Shannon no pudo superar el éxito alcanzado con su primer disco, un sencillo en cuya cara A se podía escuchar las notas altas de la voz de Del Shannon acompañado del sonido electrónico de un aparato que anticipaba al órgano Hammond y al que su creador Max Crook llamó “musitrón”.

El resultado es desolador. Toda la impaciencia y el vértigo de la adolescencia está presente en esta canción donde confluye la timidez, la inseguridad y la energía contenida propia de la juventud. Shannon y Crook dieron con la clave, acertaron en la diana de lleno. Pocas veces una canción ha sido capaz de encajar tan bien en un tiempo y en un lugar como “Runaway”.

En su carrera posterior, Del Shannon grabaría discos memorables, uno de ellos muy oscuro y muy interesante, The Further Adventures of Charles Westover, que merece trato aparte, aunque será en otra ocasión.

Pese a que el mismo Elvis Presley grabara su “Runaway”; pese a su reconocimiento posterior como uno de los grandes cantantes de la historia del rock and roll, Del Shannon puso fin a sus días una mañana de febrero, haciendo oídos sordos al apoyo de sus amigos, los que le adoraban siendo de otra generación posterior, como Tom Petty o Jeff Lynne.

Del Shannon, como un James Dean de carne y hueso en las escenas de la vida, acabó cerrando el círculo de su propia leyenda.

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes