ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Música para la NASA. por Álvaro Alonso

Alarma de frío

Alarma de frío
Álvaro Alonso el

Una vez llegué hasta Deià, un pueblito mallorquín refugio de artistas. En el cementerio, me hice una foto al pie de la lápida del gigantesco escritor Robert Graves. Con un cincel alguien había escrito en la lápida sobre el autor de Yo, Claudio el siguiente epitafio: “Robert Graves, poeta”. Simplemente. Una humilde lápida blanca rodeada de hierbas silvestres. De lejos, desde el fondo de los acantilados, llegaba el murmullo del mar.

Manolo Tena, cantante y escritor capaz de lo mejor, sí, pero a cuentagotas, llegó a alcanzar ese sueño suyo de ser “un aprendiz de poeta, de músico y de cantante” en los versos de “Frío”, una de las pocas canciones salidas de la pluma de un español que puedan hacer sombra a las plegarias de Leonard Cohen. Con una voz rota que parece venir del fondo de una caverna canta Manolo el oxímoron de la pasión: “estoy ardiendo y siento frío”.  Se va deshaciendo la madeja, “la ceremonia de la desolación”, “extraño en el paraíso”, “juguete de la desilusión”. “Las olas rompen el castillo de arena”. “El público y el único actor”.

Primero fue Cucharada, un grupo de los de Chapa Records que sacó un elepé de rock surreal, El limpiabotas que quería ser torero, en 1978. Dos años después editan un sencillo que se convertirá en clásico: “Quiero bailar rock & roll toda la noche hasta que salga el sol”. Con Moris y Leño, Cucharada pavimenta el después poco transitado camino del rock en castellano.

De Cucharada se lleva a José Manuel Díez y junto a Jaime Asúa forma el trío Alarma!!!. En 1985 editan su segundo disco, En el lado oscuro. Y brota el poeta agazapado en ese lado oscuro de Manolo Tena.

La memoria es caprichosa, escoge lo que pasa y lo que queda. Así, a mí se me han incrustado dos canciones de Alarma!!! Una es “Cansado de esperarte”. La otra es “Frío”. Y pasan los años y ahí siguen.

Se dice de Balzac que su talento era muy limitado para la escritura y él, consciente de ello, se hacía atar una pierna a la pata de la silla para ejercitarse interminables jornadas pluma en ristre a la luz de una vela emborronando de tinta el papel. Manolo Tena es una especie de Balzac, de pronto después de infinito trabajo salen canciones como “Sangre española”, “Loco por verte” o “Quiero beber y no olvidar”. Prodigioso Manolo Tena, “aprendiz de poeta, músico y cantante”. Tuviste que irte un 4 del cuatro. Descansa en paz, querido Manolo.

 

Artistas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes