ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Loading... por Marisa Gallero

Black is black

Black is black
Marisa Gallero el

Como Los Bravos en «Black is black», Rodrigo Rato se puede estar preguntando «What did I do wrong?» cuando mantuvo el derroche usando tarjetas de Caja Madrid y Bankia para gastos de representación con el sistema establecido por Miguel Blesa. Dilapidó hasta 99.054,59 euros en partidas «tan poco profesionales» como pagar de golpe 969 euros en zapatos, 815 euros en una marisquería, 463 euros un mediodía en una «sala de fiestas» o 3.547 euros en bebidas alcohólicas un 27 de marzo de 2011, y no creo que fuera para celebrar la derrota de los democristianos de Merkel en Baden-Württemberg, como recogía la prensa.

No está solo. Usaron alegremente la tarjeta «black» hasta 85 directivos, de los que 66 están imputados, que se hacían llamar consejeros, pero sólo se daban recomendaciones entre ellos de cómo utilizar mejor la Visa, disipando un total de 15,5 millones de euros en «gastos personales» sin control y de espaldas a Hacienda.

El antiguo jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno pidió el pin de la tarjeta para operar en cajeros cuando supo que era otra de las opciones que la entidad resultante de la fusión ofrecía a los altos ejecutivos de Bankia. A partir de ahí siempre que sacaba efectivo eran 500 o 600 euros. Como era una «contabilidad casera» cargo hasta 235.818 euros en su época al frente de la Fundación Caja Madrid en restaurantes, viajes y artículos de lujo. Aunque el carnicero que compartimos en el Mercado de la Cebada me chiva que a la hora de comprar era «más bien justito», sería porque pocas veces comía en casa.

Ninguno se planteó quién respondía fiscalmente de sus gastos –sólo el consejero ejecutivo Fernando Verdú que rehusó la tarjeta opaca–, mientras apuraban hasta el final el saldo, porque lo entendían como parte de su retribución. Para el autor de tanto despilfarro, Miguel Blesa, y creador de esta «suerte de sistema retributivo que carecía de todo amparo legal», la Fiscalía Anticorrupción pide 6 años de cárcel por apropiación indebida y una indemnización de 9,34 millones de euros por gastar con la Visa hasta 436.688,42 euros. Para Rato, cuatro años y medio y una responsabilidad de 2,69 millones.

«Black» debería ser el futuro de los que gastaron por encima de las posibilidades de los demás, los que maquillaron las cuentas de Bankia antes de su salida a Bolsa, realizando un engaño masivo a los 360.000 inversores que compraron acciones el día que Rato, el del «milagro económico», tocó con una gran sonrisa la campana.

Actualidad

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes