ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Cristiano: la estatua pintada de envidia

Cristiano: la estatua pintada de envidia
María Luisa Funes el

La estatua de Cristiano Ronaldo en la plaza de entrada desde el puerto de Funchal, en Madeira, ha aparecido pintada con el dorsal y el nombre de Messi.

La ciudad de Funchal instaló la estatua de 2,4 metros de altura en honor de su ciudadano, Cristiano Ronaldo, el representante más conocido de las islas de Madeira en el mundo, un hombre que se enorgullece de su lugar de nacimiento. Cristiano incluso ha invertido en hostelería en Madeira, creando establecimientos que impulsan el turismo y crean empleo. Además, CR7 tiene un expediente impecable, cumple con sus obligaciones y es la persona que más satisfacciones ha dado a su país en estos últimos años de dura crisis.

Durante la entrega del Balón de Oro 2015 esta semana, Ronaldo, que lo había conseguido en las dos últimas ediciones, tuvo la elegancia de asistir -los entrenadores españoles nominados no se dignaron a ir- a sabiendas de que no sería él el elegido; Felicitó a Messi y estuvo amable con sus fans, simpático con la prensa y ocurrente en sus declaraciones. Messi, en cambio, al recoger el premio dijo que llevaba dos ediciones fastidiado viendo a Cristiano llevárselo.

La estatua que Funchal le dedicó a Cristiano ha aparecido pintada con el dorsal y el nombre de Messi en la espalda. Un detalle poco agradable que no debe molestar al astro luso: siempre hay un resentido o un aficionado del equipo rival dispuesto a dar por saco. Ya sabemos que algunos jugadores de otros equipos se dedican a descalificar a los jugadores más brillantes de la competencia.

Katia Aveiro, la hermana de Ronaldo, se ha lamentado del hecho, a través de su cuenta en Twitter. Es comprensible, pero debe recordar aquello de que “el insulto es la mayor demostración de envidia”.

Es “saludable” para el tono del mundo deportivo y el ambiente imperante, que Cristiano ni siquiera se haya dado por aludido. Como dice el refrán, no ofende quien quiere… Elegancia portuguesa.

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes