ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La capilla de San Álvaro por Luis Miranda

Belleza inmortal

Luis Miranda el

Si alguien quiere comprobar el valor de las marchas procesionales, la belleza que está en sus compases y que resiste clichés y prejuicios, la seducción de las melodías donde luchan la tristeza y la esperanza, que pruebe a llevárselas a un molde distinto, a una instrumentación que no es la suya, donde ni la corneta esté para mover a la emoción y donde tampoco se pueda alegar la enajenación del azahar y la seducción primaveral de la calle.

Cuando suenan en instrumentos diferentes puede suceder que el valor de la obra se multiplique o se desvele para quien no lo había comprado, y así pase que no hay mejor saeta que aquella que Gámez Laserna soñó para que sonase en cada rincón de la ciudad en la que vivía, y que la desolación más bella embarga cuando el “crescendo” de la emoción cuenta cómo lloran sin cesar unos ojos verdes.

La Camerata Ipagro, de Aguilar de la Frontera, regaló a quienes asistieron a su concierto en Cabra el domingo pasado una exquisita versión de una decena de marchas procesionales, clásicas absolutas o maravillas de la provincia semidesconocidas para el cofrade de a pie. Laúdes, guitarras, bandurrias y hasta violines se hicieron afinada orquesta, llena de riqueza y matices, donde “Jesús de las Penas”, “Amarguras” y “Soleá, dame la mano”, entre otras muchas, se elevaron como ofrendas de la más alta inspiración.

En los siguientes enlaces, gracias a la gentileza de Mateo Olaya y Rafael Sabariego, se puede disfrutar de “María Soledad”, una preciosa marcha dedicada a la Soledad de Aguilar por Sebastián Valero, pero también de la clásica, incomparable “Virgen del Valle”, que alcanza cotas de inigualable belleza.


 

Cuaresmario
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes