ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

Error histórico de Gelfand en la partida más corta de un Mundial

Federico Marín Bellón el

Ayer tocaba glosar la valentía de Gelfand (contra Kasparov y en el tablero) y hoy solo cabe lamentar su tremendo error en la octava partida del Mundial de Ajedrez. El campeón no perdonó y ganó la partida en solo 17 jugadas, una miniatura insólita en una competición por el título. Mientras periodistas y grandes maestros de todo el mundo especulaban sobre las causas del error, el israelí confesó con total franqueza: «Simplemente calculé mal».

Gelfand, sumido en las más profundas reflexiones. Foto: Efe

El mundo del ajedrez ha asistido atónito a uno de los errores más graves que se han visto en un Mundial. En la jugada 14, Gelfand entró en una combinación no demasiado complicada, sin ver que tres jugadas más tarde su dama quedaría encerrada. El israelí ni siquiera intentó prolongar la agonía, aunque algunos expertos, como Susan Polgar, creían que podía haber aguantado un poco más, pese a que la partida estaba perdida.

Este es el error de Gelfand. En lugar de retirar el caballo en posición igualada, confía en ganar la torre si el peón blanco se lo come, sin ver lo que ocurrirá tres jugadas después

 

Con Df2 la dama blanca queda condenada. Solo Cc6, sacrificando el otro caballo, permitiría su salida, pero se quedaría en posición claramente inferior

Las reacciones de sorpresa dieron paso a las posibles explicaciones. La excampeona mundial Alexandra Kosteniuk aseguraba que a Gelfand le habían fallado los nervios. La jugadora Natalia Pogonina lamentaba que una partida del Mundial acabara así. Mark Crowther (The Week in Chess) se preguntaba si Gelfand podría haber intentado liquidar el duelo al sentir alguna debilidad de Anand, quien buscó una partida más táctica que las anteriores, como es lógico.

El GM Stuart Conquest recomendaba al aspirante tomarse el día libre sin tocar el tablero: «Sal, ve alguna película, prueba un restaurante distinto, cambia tu rutina. ¡Y nada de ajedrez!». Susan Polgar, por su parte, alababa la actitud valiente del aspirante: «Algunas veces tienes solo una oportunidad en la vida de conseguir el gran premio. Entonces, debes dar el 150% de ti mismo para luchar duro en cada una de las partidas, sin temer la derrota. Sin agallas no hay gloria. Cree en ti mismo. Consíguelo o vuelve a casa». Peter Leko, que comentaba el encuentro en directo en la web de la organización, confesó con humildad: «Lo único bueno para Boris es que si escucha mis comentarios verá que yo tampoco lo vi».

Un día debería hacer un repaso de los errores más graves cometidos en los Mundiales de Ajedrez. Entretanto, me viene a la cabeza este de Kramnik, contra un ordenador, bastante más grave, por cuando pasó por algo un mate en una jugada.

Ajedrez

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes