ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

El Mundial femenino no saldrá de la Gran Muralla china

El Mundial femenino no saldrá de la Gran Muralla china
Federico Marín Bellón el

Zhongyi Tan, actual campeona, y Wenjun Ju disputan desde este jueves el Mundial de Ajedrez femenino. Lo más curioso es que la aspirante, de 27 años y número dos del mundo (2571 puntos Elo), supera con creces en la clasificación a la poseedora del trono (26 años), décima con 2522 puntos. La diferencia de puntos no es demasiado significativa, en cualquier caso, y ambas están lejos de Yifan Hou (2658), la única que compite en condiciones de igualdad contra los hombres. La primera partida terminó en tablas, bastante animadas, aunque se podían haber firmado mucho antes de la jugada 63. 

Fotos: Gu Xiaobing

Para el ajedrez chino, toda una potencia sobre los tableros, es un triunfo saber que el título se va a quedar otra vez dentro de la Gran Muralla. Tan y Ju jugarán diez partidas, la mitad en Shanghái y la otra en Chongqing, ciudad menos conocido que apenas supera los 30 millones de habitantes. Si la cosa termina en empate, se recurrirá al habitual truco de acelerar los relojes. En el caso de ganar Wenjun, se convertiría en la sexta campeona del mundo china. Se da la circunstancia de que ambas jugadoras nacieron en 1991, año en el que ganó la primera «Reina» china, Xie Jun.

La gran maestro Anastasia Sorokina ejercerá como árbitro del Mundial. Fotos: Gu Xiaobing

Zhongyi Tan ha asegurado que se siente confiada en sus fuerzas, aunque «es imposible predecir el resultado» de cualquier de las partidas, en un juego que puede cambiar a cada minuto. Por eso, lo único que tiene que hacer es «dar bien cada paso». Jugada a jugada. La campeona ha jugado poco, casi como Botvinnik, pero está convencida de haberse preparado bien. Su profundo conocimiento de la aspirante es algo bueno, sostiene, porque ni siquiera se sentirá nerviosa.

Para Ju, será tu competición más importante hasta la fecha, quizá su mayor punto débil. Ella se quita presión: «No importa quién gane, porque China ganará en cualquier caso. Eso reduce la presión hasta cierto punto y nos permite concentrarnos más en el duelo».

Ajedrez

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes