ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Columnas sin fuste por hughes

Infoban

Infoban
hughes el

Algunas plataformas tecnológicas han censurado o bloqueado a Alex Jones, el periodista (o algo así) de Infowars.
Lo peor que tiene Alex Jones (lo mejor es su voz) es que es irracional. Lo conozco poco, pero lo que he visto roza lo demencial. También es muy conspiranoico, y por eso sorprende la censura de Youtube, el canal especializado en ese tipo de teorías.
La cuestión importante no es la censura concreta del prescindible Infowars, sino dos evidencias. Una es que el poder de las grandes empresas tecnológicas es enorme; la otra es su sesgo. En Hollywood no acaba la hegemonía de cierto pensamiento liberal (cierto, no todo).
Una amenaza de muerte es algo poco discutible, pero lo que consideramos “mensaje de odio” es otra cosa. Es verosímil un mundo donde la Verdad está determinada por medios como The Guardian, el NYT y sus insufribles replicantes españoles. Al respecto, es curioso ver qué tipo de gente aplaude sin vacilación la censura en Internet.
Con esto tampoco hay que exagerar. No es “1984”. No creo en absoluto que Alex Jones sea un mártir de la libertad de expresión, pero sí es revelador como síntoma porque fuerza ciertos límites. En su condición extrema y caricaturesca, refleja algo que intuimos y a otra escala observamos a menudo.
Grandes poderes económicos sostienen medios de referencia que definen la Verdad técnica y periodística. Todo lo que no se corresponde con su puré es considerado Fake News. La otra gran herramienta es el “hate speech”. La decisión sobre lo que es “baneable” exige de un consenso (variable, peligrosamente oscilante) y de un poder tecnológico que se acaba de manifestar.
Paralelamente, el poder político promueve cosas como el Derecho a la Verdad. La Verdad está en el proyecto socialista sobre la memoria histórica, y en la asombrosa Ley vasca de reparación y víctimas de vulneraciones de derechos humanos que Pedro Sánchez indulta en el Constitucional. Un poder político determina quién es víctima del abuso y determina una Verdad que ya ni siquiera es judicial.
El rodillo de la mayoría decide qué es verdad histórica, y unos medios periodísticos (el rodillo de ciertos poderes financieros) deciden qué es Verdad periodística.
La tecnología era hasta ahora un territorio de mucha libertad, pero esto podría cambiar fácilmente y convertirse justo en lo contrario. En cualquier caso, la nueva censura exigirá finura, no infowares.

actualidad
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes