ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Columnas sin fuste por hughes

Bigotes

hughes el

Ha vuelto Aznar a nuestras vidas. La entrevista en ABC al director y subdirectora (magnífica entrevista, ¡magnifica!) y los cursos FAES, que son como el tinto de verano del liberal.
El caso es que por mucho que hable Aznar yo no dejo de fijarme en su bigote. Creo que su bigote mantiene alguna relación con la política de depilación de las mujeres.
Hace años era un bigote frondoso de Valladolid. Luego pasó a ser un bigote recortado, pero sedoso y dibujado, con pelo. Ahora tiene esos puntitos que son como una nube atómica. Eso debe de picar mucho. Es de una hombría tremenda, porque lleva el bigote justo en el momento en que sale el pelo, que es cuando molesta. Es el equivalente en bigote a la barba de George Michael, pero en más extremo, en muy hombre, apurando un poco más. ¡Es vivir siempre en ese picor del pelo que pide paso! ¡Es un bigote mortificante!
Yo no he visto a ningún hombre que lo lleve así. El estilo del rasurado recuerda a otra cosa. El bigote de Aznar lleva décadas dialogando con la política de depilación del coño. ¿No sería un zas y una revolución sexual? Aznar, más moderno que nadie, habría comprendido que no puede exigirse al otro la depilación sin depilarse uno en consecuencia. ¡Esa maquinilla paritaria! ¡Ese rasrás!
Que si no dialoga, dicen, que si es machista y neocon, ¡y lleva dos décadas depilándose el bigote como las de las revistas!
Ahora Aznar está en su momento brasileño. Felizmente.

actualidad
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes