ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Fahrenheit 451 por Pablo Delgado

Urtain «el morrosko»

Nórdica libros publica su primer título de la colección de teatro ilustrado con la obra «Urtain»

Urtain «el morrosko»
Pablo Delgado el

José Manuel Ibar Azpiazu nació un 14 de mayo del año 1943 en Arrona (Guipúzcoa), más en concreto en el caserío Urtain donde pasó su infancia, y del que tomaría su apodo deportivo con el que se convertiría en una estrella del boxeo español en los años 70, al proclamarse campeón de España en tres ocasiones y campeón de Europa en una, en la categoría de los pesos pesados en el año 1970 al vencer al alemán Peter Weiland. Todo un hito para un deportista español de la época.

A priori, se puede pensar que la vida de Urtain, fue difícil en un principio, viviendo en un lugar rural y en plena posguerra, en una época en la que el franquismo más desenfrenado actuaba. Para luego pasar a ser algo privilegiada por su éxito deportivo. Pero como todo deportista que en un principio pasa a formar parte de la imagen de un país, cuando este no goza de libertad, es de los preferidos para poder hacer propaganda de una figura como lo fue la de Urtain. Un retrato ganador, símbolo y marca para la sociedad franquista en aquella época, aunque se dice que tuvo muchos combates amañados, en sentido de que la mayoría de sus rivales no eran de altura. Urtain acabó como un juguete roto, endeudado, después de que políticos y prensa lo elevaran a lo más alto para luego dejarlo caer en el ostracismo social y deportivo. Murió solo un 21 de julio de 1992 -días antes de que comenzasen las Olimpiadas de Barcelona- tirándose desde la terraza de su domicilio en el Barrio del Pilar en Madrid.

En el año 2008 la compañía de teatro Animalario llevó a las tablas la figura de este niño grande. Una figura que tenía unas manos más bien prominentes, por su experiencia en el deporte vasco de levantamiento de piedras, y que se caracterizaba por poseer un gran corazón, al fiarse y querer a sus amigos y a todos aquellos que le rodeaban cuando todo iba bien. Una historia de lo que fue un símbolo de la España que quería entrar en una Europa que iba avanzando.

Ahora, en una gran idea por parte de la editorial Nórdica libros, publica en su colección de Teatro ilustrado, su primer título de la colección con la obra del dramaturgo, guionista y director de cine  Juan Cavestany (Madrid, 1967) «Urtain», con las ilustraciones de David de las Heras (Bilbao, 1980) que acompañan al texto, aportando una escenificación teatral colorida, en la que los dibujos oníricos y metafóricos de David hacen de esta edición una obra singular y original.

Cuenta Cavestany que «no existía una biografía propiamente dicha y solvente de José Ibar, Urtain, así que tuve que hacer durante años un trabajo de hemeroteca, filmoteca, viajes a Cestona, entrevistas y recuerdos de quienes le conocieron. Todo junto era a veces contradictorio y otras demasiado real: había que llevarlo al teatro e introducir la noción del tiempo escénico y de la memoria colectiva. La historia más conocida era la clásica del boxeo: el hombre puro que, engañado por gente codiciosa, acaba en la miseria. Pero siempre quisimos ir más allá del tópico del juguete roto e introducir a un protagonista dueño de sus actos y pasiones, y, por tanto, más trágico si cabe, sin dejar de homenajear la memoria de Urtain y de su familia».

La obra con matices surrealistas, pero muy realista en la dramatización se estructura a modo de flash-backs muy cinematográficos, comenzando desde el suicidio a casi el nacimiento del boxeador, pasando por su rutina diaria después de retirase, entrelazando con la gloria de un boxeador que se dice era algo mediocre, pero que tocó la cima como besó la lona en combate y en su vida.

Urtain apodado también el morrosko, funciona como una desdicha clásica, cuyo héroe vive y acaba su vida de forma violenta y representa una época social cargada también de violencia y persecución, donde el más fuerte se abría paso sobre los débiles, a través de un deporte como el boxeo, que muestra toda la fuerza y crudeza de dos hombres que se enfrentan en un cuadrilátero con sus puños como única defensa y ataque.

Una modernidad artística que reivindica la creación teatral como fiel a su propio medio. Una pureza artística y editada en la calidad, que guarda la magia del teatro en la que dialogan, texto y dibujos, que funcionan como mero intercambio de significados y estructurados en términos de simultaneidad semántica.

«Urtain», en definitiva, no son unas memorias al uso, sino más bien una reconstrucción onírica, una lona del cuadrilátero que va hilándose a partir de impresiones y flashes que van hacia delante y hacia atrás y que escrito con una prosa espontánea, dibuja un mapa vital de una vida que se autodestruye.

«Urtain» obtuvo nueve Premios Max en 2010, entre ellos los de Mejor Espectáculo, Dirección de Escena (Andrés Lima), Actor Protagonista (Roberto Álamo) y Autoría Teatral (Juan Cavestany). 

«Urtain» // Juan Cavestany // Ilustrado por David de las Heras // Nórdica libros // 2019 // 19,50 euros

Libros

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes