ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Un anuncio y volvemos por Álvaro Anguita

Anuncios que nos hacen mejores personas

Anuncios que nos hacen mejores personas
Álvaro Anguita el

Pregunta:

¿Sabría usted decirme qué es ‘True Move H’ o le dice algo este nombre? 

Bueno, lo pregunto porque últimamente se están poniendo de moda los anuncios Tailandeses que rebosan emotividad. Me viene a la cabeza uno en especial que dio la vuelta a la red allá por septiembre de 2013, coronándose como uno de los spot más vistos del año. Lo realizó una empresa de telecomunicaciones. Éste comercial destacó, precisamente, por la fuerte dosis de sentimentalismo… Y del que di mi punto de vista en: ‘El anuncio que no emocionó a Spielberg‘. No, a mí tampoco me emocionó, pero sí que podría contar de memoria la historia que reflejaba el vídeo sin saltarme ni un detalle:

Cogen a un niño que había robado unas medicinas para su madre, que estaba enferma; Un señor se acerca y paga lo que había robado. Entonces el hombre cae gravemente enfermo, y alguien pagó los costes de la operación…

¿Le suena la historia? Es probable que sí; Más de 20 millones de personas lo vieron… Era el spot en el que se anunciaba la empresa ‘True Move H’.

Si usted respondió que NO a la pregunta del principio, era de esperar. Yo hice un post solo para ese comercial y he tenido que buscar varias veces el artículo para saber quién estaba detrás y escribir bien el nombre.

Si usted respondió que SI, una de dos: O usted es Tailandés o tiene una memoria prodigiosa. Y además es mi ídolo.

Aquí quería llegar. Personalmente, cada vez me cuesta menos reconocer cuándo la marca que está detrás de un anuncio es relevante dentro de éste, o simplemente quiere llegar a la gente con una historia bonita y luego estampar su logo en los créditos finales. Lo siento: Eso está bien para el cine, pero no para la publicidad. De poco vale una historia que no tiene ninguna relación con tu marca o tu producto. Es cierto que es complicado establecer una línea que separe lo emotivo del sentimentalismo barato, pero es relativamente fácil darse cuenta cuando la marca no pinta absolutamente nada en la historia. Éste es un ejemplo… Y por eso probablemente el nombre no le sonaría de nada.

Sin embargo, sí es verdad que aunque a efectos publicitarios dudo que funcionen, reconozco que algunas historias conmueven y aportan muchísimo a la sociedad. Quizá mucho más que un anuncio. Éste, por ejemplo, es buen un ejemplo que va más allá del mundo del marketing… Nos da una lección a todos y nos hace tener una idea de cómo sería el mundo si estuviera lleno de ‘héroes anónimos’. Desconectaré por una vez la visión comercial y reconoceré que éstos ayudan, y mucho, a hacer un poco más humana nuestra sociedad. No, no son anuncios que venden… Son ‘Los anuncios que nos hacen mejores personas’.

Sígueme en @buenapublicidad-.

Por cierto, ¿sabría decirme el nombre de la empresa del anuncio que acaba de ver? ; )

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes