ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs A la sombra de la Acrópolis por Begoña Castiella

Rasputin

Un complejo entramado de denuncias, con trasfondo de fraude político y judicial en la Grecia post-Tsipras

Begoña Castiella el

Ahora que el curso político ha comenzado, ha llegado también una denuncia de fraude político al Presidente del Parlamento griego. Se trata de  la investigación realizada por la Fiscalía del Tribunal Supremo  sobre las denuncias de fraude político y judicial en las investigaciones sobre el escándalo de medicinas de la compañía NOVARTIS de hace varios años. El gobierno radical anterior intentó demostrar que varios presidentes del gobierno (Andónis Samarás y Dimitris Pikramenos) y una serie de ministros de sanidad (Adonis Georgiadis, Andreas Loverdos, Dimitris Avramopulos y mas) estaban involucrados. Finalmente no se encontraron indicios de corrupción para estas personalidades.

Y en el expediente el Fiscal General Dimitris Angelis describe a un político importante que es quien ordenaba que se  presionara a los testigos para  declarar cosas que desconocían, describiendole como  “Rasputin”. Los medios rápidamente lo han relacionado con el ex ministro de Justicia encargado de temas de corrupción Dimitris Papangelopulos.

 

El presidente anunció ante el  pleno del parlamento esta mañana que el Ministro de Justicia había remitido al Parlamento, cumpliendo con el artículo 86 de la Constitución y la Ley 3126/2003 sobre “Responsabilidad penal de los ministros”, el 16/9/2019, este expediente  relacionado tanto con el ex primer ministro  Alexis Tsipras como con el ex ministro de Justicia, Dimitris Papagelopoulos.  Ahora los partidos políticos deberán decidir si quieren que se lleve este tema a los tribunales, proceso que tardará unos días. Los medios griegos están llenos ahora de fotos y caricaturas de Rasputin…

 
Y esta mañana en el diario Kathimerini, vemos esta caricatura: un “Rasputin”  cuya cara tiene un parecido al ex ministro de justicia, que repite las recientes declaraciones del primer ministro conservador Mitsotakis (literalmente “No envío a mis oponentes políticos ante los tribunales. Los primeros ministros son juzgados en las urnas, en la conciencia de los ciudadanos y en las páginas de la historia “, porque su intención es no llevarle ante los tribunales, algo que se hizo con Andreas Papandreu y el escándalo Koskotas). Y un Tsipras pequeño  saliendo de los faldones de su hábito y afirmando que es Mitsotakis el que le tiene miedo y es un cobarde. 
InternacionalPolitica

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes