ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Vendiendo Motos por Tomás González-Martín

Sainz, el revolucionario del Dakar, salva la vida

Tomás González-Martín el

Es el hombre que reventó el ambiente del Dakar en 2006 y solo ha triunfado una vez. Es el piloto a seguir. El más rápido del Dakar. El hombre que le dio una vuelta de tuerca al rally desde 2006 al inyectar la velocidad en una prueba de resistencia pura. Todos los pilotos, empezando por Peterhansel, supieron que el raid cambiaba su filosofía con Carlos Sainz. Así fue. Los puso a todos con el gancho al cuello, reconocía Nani Roma, que saltó a los coches en 2005 después de triunfar en motos. El madrileño revolucionó esta prueba hace diez años. Cyril Despres lo reconocía el jueves, cuando Sainz volaba camino de encabezar la clasificación general hasta que se cayó en un barranco de veinte metros de profundidad y salvó la vida de milagro junto a Lucas Cruz. El madrileño pasó de ser el jefe de la carrera a marcharse a casa por quinto año consecutivo, mientras Despres cogía un liderato que ayer le robó Peterhansel.
Son cinco años de retiradas del campeón madrileño, que consiguió la primera victoria española en coches en 2010, ya en tierras sudamericanas, a manos de Volkswagen, y fue tercero en la edición 2011. Tras no acudir al rally en 2012, desde entonces todo han sido accidentes peligrosos y averías.
Correr al límite
Sainz ha coqueteado con la muerte en tres de estas cinco últimas cinco participaciones en el Dakar. Si en 2013 reapareció con un buggy que se averió en la sexta etapa, en 2014 dio dos vueltas de campaña en la décima jornada cuando intentaba recuperar a toda velocidad el tiempo perdido al desviarse de la ruta a repostar porque iba justo de combustible. Rompió el coche.
En 2015 volvió a la prueba como nuevo piloto de Peugeot, a bordo de un buggy más competitivo que luchaba descaradamente por la victoria. El madrileño quedó eliminado en la quinta etapa, al chocar con una piedra y dar cinco vueltas de campana a veinte kilómetros de Antofagasta. Volaba tras dieciséis rivales que le precedían. El año pasado tuvo que retirarse en la décima jornada, por una avería, cuando era líder en ese momento. Y ahora ha caído en un barranco cuando volvía a ser el primero.
Sainz se merece más. Muchos esperan que falle para ganar, porque asumen que no pueden ir a su ritmo. Muchos le dicen a Carlos que baje el pitón. No sabe. Lo suyo es correr. No entiende salir a especular.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes