ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Vendiendo Motos por Tomás González-Martín

Lorenzo, solo ante el peligro

Tomás González-Martín el

¡Qué soy mayoorrr! Es la frase que Jorge Lorenzo se dice a sí mismo ante el comienzo del gran examen final. El campeón del mundo de MotoGP vivirá a partir del martes, en los entrenamientos de Malasia, el más difícil todavía de su carrera: caminar solo ante el peligro en la creación de la nueva Yamaha M1 y de la futura Yamaha de 1000 centímetros cúbicos. Rossi siempre achacó que el español se benefició de una máquina creada por él. Ahora, con Valentino en Ducati, el mallorquín deberá poner a punto su prototipo para este Mundial y diseñar la montura de 2102. Es novato en estas lides. No se asusta. Ya ha advertido a la fábrica que la Honda y la Ducati son más rápidas y hay que reaccionar. Y el año pasado supo poner en hora su “caballo” para ser el número uno, sin que el italiano le echara una mano, más que al cuello. “Alguna vez tenía que ser, ahora debo hacer la moto yo, que para eso me ha elegido Yamaha como su líder”. Jorge afronta el “cum laude” de su vida. Deberá demostrar que sabe decir a los ingenieros lo que falla en una moto. Lo que no le gusta. Si lo consigue, será un gran campeón. Valentino, Agostini y Doohan reinaron porque decían a sus mecánicos lo que debían cambiar. Sabían más que los propios ingenieros, porque ellos la sienten bajo su cuerpo. Jorge, es tú hora de entrar en el Olimpo o de ser un ganador más. Tú decides.

deportes
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes